Por Daniela Morano
17 Abril, 2017

Me gustaría ver la cara de él ahora.

Nikki Misurelli tenía una pareja que tenía planeado un viaje de Alaska hasta Argentina, pero cuando le pregunto si podía unirse, él le respondió que era un “viaje de hombres”. Claramente, no se lo tomó bien. Por eso decidió tomar una motocicleta e irse a viajar por el mundo. Sola. Y su viaje se ve maravilloso. 

Misurelli contó a Independent que su ahora ex pareja le dijo que “es demasiado peligroso e intenso. No podría hacerlo”. El sexista comentario la llevó a terminar con él, vender todas sus pertenencias e irse en el viaje su vida. 

Desde que terminaron, Nikki le ha mostrado de lo que es capaz realmente. Ya ha recorrido más de 28 mil kilómetros, y ha estado en Estados Unidos, América Central y pronto estará rumbo a Europa.

“Mucha gente asume que soy millonaria. Pero no es cierto. No tengo casa y casi no tengo cosas materiales. Saqué todo el dinero que tenía para cuando me jubilara y vendí casi todas mis pertenencias. Es increíble lo poco que en realidad necesitamos en la vida”.

Mientras viaja, Nikki trabaja a medio tiempo y lleva una carpa, hamaca, su saco de dormir y algo de ropa. “Acampé en las montañas pero hacía mucho frío– estaba lloviendo y quería un lugar caliente, sin viento ni lluvia. No tenía ganas de socializar ni encontrar un Airbnb así que acampé”.

Su lista de próximos destinos incluyen Australia, America, el Norte de África, y el Medio Oriente tan pronto junte suficiente dinero.

Con esto espera que más mujeres se atrevan a dar este gran paso y cumplan sus sueños. “Si quieres mucho algo, puedes hacerlo. Así me siento sobre viajar”.

¿Te atreverías a viajar sola como esta chica?

Te puede interesar