Debes guardar prudencia cuando las acciones de tus hijos pueden afectar a otros.

Muchas veces las madres se ven enfrentadas a olvidar su criterio en pos de que su hijo haga lo que quiere. He oído a muchas mujeres que nunca hubiesen actuado de cierta manera en situaciones sociales, hasta que tienen a una criatura que quiere correr por todos lados, y tocar todo lo que está al alcance de su vista.

Pareciera ser que cada vez más y más gente se sienten con el derecho a romper las reglas, sean implícitas o no, cuando se trata de niños. La cosa es que, dar luz a un hijo no los hace, o a ti, más especial que cualquier otra persona. Debes recuperar el juicio. Aquí hay algunos lugares en que he visto padres que piensan que el mundo gira alrededor de ellos y sus hijos.

hijo-3

1. El cine

No lleves a tu milagro de tres meses a una película de terror a las diez de la noche. Tu hijo no se dormirá y de seguro llorará. Sabemos que esto no es algo malo, pero son reglas implícitas, en que quienes quieren ir al cine, buscan la tranquilidad que también este tiene. No puedes ver una película solo porque querías. Contrata una niñera. Esto también va a los que llevan a sus hijos a funciones tardes donde se sentirán con miedo o perturbados; solo no lo hagas. Tus hijos tampoco lo disfrutarán.


2. Ir a bares

Muchos pueden creer que esto no sucede, pero sí que pasa. Hay personas que se sienten completamente cómodas llevando a sus hijos a establecimientos de este tipo, lo que hace pensar ¿qué pasa por la cabeza de estos padres? Por qué habrías de querer que tus hijos estuvieran en ese ambiente, y, ¿sientes que es apropiado llevarlos a un lugar donde los adultos se congregan para liberarse y posiblemente alejarse de sus hijos? Deja tus queridos cachorros en casa.

HM 1


3. Restoranes inapropiados

Hay restoranes para familias. Muchos. Vayan a esos.


4. Respetar el límite de edad o altura de un entretenimiento

Existe una razón para esto y discutir sobre cómo tu querido hijo – que claramente es medio metro más pequeño – no le es permitido subirse a un juego, te hace una malcriada. La razón por la que esto se hace es por seguridad, nadie trata de molestarte personalmente. Si eres la persona que está dispuesta a discutir por las reglas, probablemente también eres el tipo de persona que demandaría a alguien si algo le llegase a pasar a tu pequeño luego de que forzaras el asunto.


5. Eventos específicos para adultos

No hay nada más irritante que organizar una reunión que claramente se establece como solo para adultos, para luego tener amigos decididos a pasar por alto la regla. No importa cual haya sido tu razón, ¿no pudiste encontrar una niñera? Quien invita es la persona que toma las decisiones, e imponer a tus pequeños a un evento es derechamente maleducado. Si no puedes soportar dejar a tus hijos, no vayas.

hijo-4


6. En el transporte público

Nadie jamás diría que no puedes llevar a tus hijos en aviones o medios de transporte públicos; eso es estúpido e imposible. Sin embargo el cómo llevas a tus hijos es muy importante. No seas ese padre que requiere mucho cuidado en un viaje de avión, sin estar preparado para lo que venga. Nadie se enoja con los padres que tratan de mantener a su pequeño entretenido y calmado durante el vuelo. La gente se enoja bastante cuando un padre no le dice nada a su hijo cuando repetidas veces le pega al asiento de adelante. No seas desconsiderada: es parte de tu rol de madre/padre.

Sé un padre decente, no, una persona decente, y haz lo correcto. Tus hijos estarán mejor y no serás esa mamá que nadie soporta.

Visto en Scary Mommy & Imágenes de We Heart It.

Puede interesarte