Porque no hay nada como ser una piñata llena de hormonas a punto de explotar.

Porque no hay nada como ser una piñata llena de hormonas a punto de explotar. 

El SPM (o síndrome pre menstrual) es una de las etapas más detestables que una mujer debe vivir, no en su vida, sino mensualmente. Especialmente cuando eres una de las que sufre brutalmente. Siempre habrá una amiga que ni siquiera siente el SPM y afirma que estás exagerando: pero tú y yo sabemos que no es así. Este síndrome puede convertir a la chica más dulce, en la más fastidiosa e indecisa del mundo.

No es una excusa para que nadie nos moleste, esto es real. Y es parte del trato por tener la posibilidad de albergar una vida algún día, dentro de ti (si eso es lo que quieres, claro). Cuando tienes síntomas fuertes, sabes que a los cambio de ánimos y múltiples emociones, se agregan intensos dolores y malestares, sentir que tu cuerpo es otro, querer comer en grandes cantidades – o no querer comer nada. Llantos, risas, todo en exceso por unos días que parecen interminables. Pero es algo con lo que a la larga, aprendemos a vivir.

Para que puedas comprender nuestro dolor, hemos recreado cómo sería un día en la mente de una chica que sufre por su SPM. Un día cualquiera, pero con mucha más intensidad.

7:00 am: No siento con ganas de levantarme hoy. Odio el trabajo. Odio manejar al trabajo. Odio que literalmente estoy gastando mis mejores años sentada en un mismo lugar, todo el día. Lo odio todo. ¿Cuál es el sentido?

Mara Parra/Upsocl

7:31 am: Dios mío, ¿tengo depresión? ¿Es así como siente la depresión clínica? Me duele todo.

7:45 am: ¡Me encantan las espinillas aleatorias! Especialmente en la mitad de mi frente, justo a la altura para no poder cubrirla.

Mara Parra/Upsocl

8:15 am: Todo lo que quiero ahora es un chocolate o un pastel. Si no tengo uno, no dejaré de pensar en él durante todo el día. Esto es un dilema.

Mara Parra/Upsocl

8:27 am: Simplemente comeré una ensalada en el almuerzo. No hay problema. Equilibro de poderes ¿no?

8:45 am: ¿Por qué no sé nada de mi novio aún? No me mandó un mensaje de “buenos días”. No es un romántico. No me ama. Ni siquiera le gusto. Dios, nos estamos distanciando.

Mara Parra/Upsocl

8:48 am: ¡Aw! Aquí me escribió. Es tan dulce y cariñoso y atento. Lo amo.

Mara Parra/Upsocl

9:30 am: Y, estoy hambrienta de nuevo. ¿Cómo es esto posible?

10:01 am: Honestamente, creo que he subido como 5 kilos desde esta mañana.

10:58 am: Amo tanto a mi perro. ¿Qué voy a hacer cuando se muera?

11:01 – 11:15 am: (Llorando involuntaria y apasionadamente en el baño).

Mara Parra/Upsocl

12:00 am: Hora de mi lechuga con jugo de limón

12:30 am: ¿Van por una pizza? ¡¿Por qué no lo dijeron antes?!

Mara Parra/Upsocl

12:31 am: ¿Por qué la comida es tan buena? Honestamente creo que podría morir por comer tanta pizza y no me arrepentiría de nada.

12:45 am: Soy un monstruo. Soy un monstruo gordo y nadie jamás me amará.

2:46 pm: Tengo ganas de generar una pelea a través de mensajes con mi novio.

2:48 pm: ¡No me importa si creías que ya estaba implícito! ¡Necesito romance!

3:16 pm: Perdona. Es solo que, te extraño. Me haces tan feliz y me he sentido deprimida esta semana.

4:12 pm: Todo lo que quiero es irme a casa, ponerme pijamas, tomar una botella completa de vino y llorar.

Mara Parra/Upsocl

5:30 – 6 pm: Odio el trafico. Lo odio tanto. Esto es lo peor. Literalmente no voy a llegar nunca a la casa.

Mara Parra/Upsocl

6:01 pm: ¿Y por qué no me ha llamado mi novio?

6:30 – 10 pm: Merezco este vino. ¿No es un vaso al día bueno para la salud, además? Espero que mi novio me siga queriendo. Aunque una vez al mes actúe como una loca.

10:05 pm: Hola, novio. Sé que no nos vemos las noches de semana normalmente, por que la vida es terrible, pero realmente necesito que vengas y me abraces hoy. ¿por favor?

10:15 pm: Al fin, ¡novio! 

10:30 pm: ¿Sigues despierto? ¿Quieres hablar? Mejor vamos a dormir.

11:00 pm: ¡Tengo hambre!

Mara Parra/Upsocl

Y tú, ¿también lo has vivido?

Te puede interesar