Por Simona Villela
28 abril, 2017

Untitled-1

“Ser delgada no es la única forma de ser bella.”

“Eres linda para tu talla”

Aunque está escrito en español, esta oración suena muy familiar en diferentes idiomas para muchas mujeres alrededor del mundo que son más anchas. Sin embargo, cada país tiene su propia visión de los que constituye la belleza. Normalmente equivale a la estadounidense talla 0. Esta chica se decidió a explorar este concepto. 

Marie Southard Ospina, editora de Moda y Belleza en Bustle, llevó a cabo un experimento en el cual le pidió a diferentes personas de diversos países del mundo que editaran su fotografía para ‘hacerla ver bella’.

Para poder explorar la noción de como se ve la belleza para las mujeres de tallas más grandes en el mundo, Ospina les pidió explícitamente que la embellecieran. Esta es la fotografía original:

1


Marie se acercó al mercado freelance para encontrar personas dispuestas a editar su fotografía. Este resultado en particular llega desde la India.

2


Latvia

3

Ospina comenta que le interesaba ver que harían estos editores con sus mejillas más gordas, su papada doble, sus gruesos hombros, su pecho y su cara más rellena y redonda”. ¿Optarían por un procedimiento en Photoshop que permitiera adelgazarla o ‘arreglarían’ otras de sus características sin prestar atención a su peso?

“Todo lo que les pedí fue que me hicieran ver bella tomando en cuenta lo que veían en las revistas de moda y belleza de sus propios países,” indica Marie.


Bulgaria

4


México

5


Italia

6


Macedonia

7


Ucrania

8


Pakistan

pakistan


Australia

australia


Vietnam

ietnam


Algunos se decidieron por algo más humoroso: Este es el resultado de Canadá.

9


¿Islandia? Bueno Islandia parece ser un paraíso libre de Photoshop, porque los tres editores contactados por Marie se negaron a alterar su imagen.

10

En general, Marie admite que esperaba ver cambios más drásticos en su experimento. Indica que sólo tres editores (de Ucrania, México y Latvia) la hicieron ver “visiblemente más delgada”. Los cambios más comunes incluían maquillaje y color de cabello.

“Más editores de los que yo pensaba preservaron la belleza natural de la fotografía, y me siento muy positiva con respecto a los resultados. Quizás este sea un signo que indica que todo está cambiando para mejor,” escribe Ospina en sus conclusiones.

Puede interesarte