Por Candela Duato
16 octubre, 2014

Una foto captura un momento, asegurándose de que viva para siempre.

En el 2010, un fotógrafo tomó una foto de David Walter Banks y Kendrick Brinson. Brinson salta para darle un beso a Banks, mientras que él la sujeta con un brazo.

Ni Brinson ni Banks se contentaron con simplemente mirar la foto. Esta pareja de fotográfos decidió recrear la escena mientras estaban trabajando en Nevada.

Y así, la pareja siguió recreando la pose.

par2


 

Brinson y Banks posan en el desierto.

par3


 

Aquí la pareja toma la foto del beso en su nuevo vecindario en Cabazon, California.

par4


 

El brillante verde de Kansas le da un impresionante contraste al pelo rojo de Brinson.

par5


 

Brinson y Banks posan en sus vacaciones.

par6


 La ahora casada pareja toma una última foto en su antigua casa de Atlanta, Georgia.

par7


 

Toman la mayoría de sus fotos usando el autodisparador de su cámara.

par8


 Ninguna aventura es muy grande o muy pequeña para esta pareja.

par9


 

De vuelta en casa en California, Brinson y Banks mantienen el romance vivo.

par10


 Los fotógrafos toman una foto en un lujoso oasis de Georgia.

par11


 

Brinson dice que nunca se cansará de las imágenes.

par12


 

 “Las fotos representan los lugares que amamos, las etapas importantes de nuestra vida. Es una crónica de nosotros mientras envejecemos.”

par13


 Tienen una colección impresionante de imágenes, incluyendo este shot, de su viaje de aniversario a Malibú.

par14


 

Banks dice que no tienen intenciones de dejar de tomar las fotos del beso. Han llevado su sello personal a Puerto Rico y México.

par15


 

 “Me encantaría llegar a los 50 y seguir haciéndolo”. Esta imagen captura a Brinson y Banks en un viaje a Puerto Rico en el 2011.

par16

Puede interesarte