Por Valentinne Rudolphy
18 enero, 2016

Mala Bryan convirtió su pasatiempo en un aporte para las niñas de sus tierras.

Durante el 2015 ya habían surgido algunas iniciativas que ampliaron el mundo de los juguetes. Específicamente, en cuanto a la diversidad de muñecas. Pequeñas empresas, o personas, comenzaron a expandir a sus muñecas de color. Y más gente se ha atrevido a intentarlo, y crear muñecas con las que las niñas se sientan más representadas, en este caso, que tengan su mismo color de piel.

Es por eso que la modelo internacional Mala Bryan quiso lanzar al mercado “Maladolls“, su propio proyecto que presenta a muñecas específicamente caribeñas. ¡Genial!

Mala creó Malaville Toys después de pasar un buen tiempo confeccionando muñecas por su cuenta. Ella decoraba los trajes y accesorios de algunas muñecas para dárselas a niñas de su ciudad natal, Santa Lucía.

El único problema que encontraba era que las muñecas que encontraban, siempre eran blancas. ¿El problema? La mayoría de las niñas a las que las regalaba no eran así. Mala no quería que crecieran con prejuicios por su color de piel.

“Tomé la decisión de salir adelante con lo de las muñecas, porque no podía encontrar cabello rizo asequible a muñecas negras, para agregar a mi colección de Barbie. […] Noté que había un alta demanda por este tipo de muñecas“.

– Mala Bryan –

Así que sus muñecas son dirigidas especialmente para gente del caribe. ¡Claro! Todos las pueden encontrar y jugar con ellas, pero quiso representar a su cultura y a esa parte del mundo a través de Maladolls.

La ropa tiene toques tradicionales, muchos colores y, además, las muñecas tienen diversas tonalidades de piel y tipos de cabello.

Así, cada niña que juegue con estas hermosas muñecas, no pensará que hay una sola verdad, o que la belleza es sólo de una manera.

¡Qué buena idea!

Puede interesarte