Por Josefina Pizarro
13 noviembre, 2017

“Mi ex publicó una foto de él y su nueva novia en Facebook, y escribió “¿no es bonita?” y mi madre comentó “no, en realidad no”.

Nuestros padres son lo mejor del mundo. Nuestra familia, en general, lo es también. Pero al mismo tiempo, ¿qué significa vivir con un padre millenial? Pues… relativamente, lo que estás por ver. Son tan millenial que te harán reír y llorar al mismo tiempo, tal y como lo hizo conmigo. Son realmente únicos.

1. Mi abuela haría algo parecido.

“Mi madre es tan dramática. Ni siquiera sé cómo meterme en la bañera”. 


2. Los padres nunca cambian.

“MI PAPÁ ME ENVIÓ POR CORREO UN TUPPERWARE CON MANGO QUE ME HABÍA CORTADO EN UNA CAJA CON HIELO PORQUE LO HABÍA OLVIDADO CUANDO VOLVÍ A LA ESCUELA JAJAJA PAPÁ DEL AÑO”. 


3. ADORO A ESTA MUJER.

“Año nuevo. Traje de campana nuevo. La misma madre legendaria”.


4. ¡JAJAJA, EXCELENTE!

“Mi mamá era yo para Halloween”.


5. Nope, no lo serás.

“Mi hija: Mamá, quiero ser un minion.

Yo: serás Maxine Waters”.


6. Definitivamente nunca cambian…

“Mi mamá, mi hermana y yo estábamos desempacando en mi dormitorio y mi padre nos envió esto”.


7. Mi madre haría lo mismo.

“Mi mamá literalmente hizo un instagram para burlarse de mi Instagram”. 


8. Awww, ¡perrito!

“Como estoy en la universidad ahora y mi mamá ya no puede tomarme más fotos de “volver a la escuela”, esto es lo que ella me envía…”.


9. Ninguno.

“Ningún drama de twitter se comparará con mi propio padre que me subtwittee”. 


10. Ouch.

“Esta pegatina para el parachoques me lanzó a un bucle”.


11. Muy orgulloso.

“Ese orgulloso momento de papá cuando vas a la tienda de licores y encuentras la identificación falsa de tu hijo en el muro de la vergüenza”.


12. Mejores amigas hasta que una cabeza nos separe.

“Jajaja, mi madre ha peleado con tantas de sus amigas que esta foto es solo de ella con un montón de damas sin cabeza”.


13. Igual los amamos, a pesar de todo.

“Mi ex publicó una foto de él y su nueva aventura en Facebook, y decía “¿no es bonita?” y mi madre comentó “no, en realidad no”.

No te lo pierdas