Por Teresa Donoso
5 enero, 2017

“Odio ser escort, lo encuentro degradante pero gano 5.000 dólares a la semana. Quiero salir de este mundo”.

Aunque puede que creas que una escort o dama de compañía es lo mismo que una prostituta, la verdad es que no. Según la revista Muy Interesante, una escort es “una acompañante remunerada”, es decir una persona que acompaña al cliente a diferentes eventos o salidas sin que necesariamente haya sexo. Por supuesto que existen clientes que piden sexo sí o sí y pagan por él y es eso lo que hace que se genere la confusión, y tentación, de confundir a las escorts con prostitutas.

Aunque este mundo puede parecer alejado, la verdad es que cada vez hay más y más mujeres que lo ven como una opción de conseguir ingresos de forma rápida, especialmente para quienes están en una situación complicada. Como sigue siendo poco aceptable hablar de este tipo de cosas, varias mujeres comenzaron a confesar sus experiencias a través de la app Whisper, que permite hacerlo sin revelar nuestra identidad.

¿Tienes alguna idea preconcebida sobre lo que significa ser escort? Puede que todo cambie ahora.

1. Por la educación

Whisper

“Trabajo como escort para pagar la universidad. Me hizo separar el sexo de las emociones y ahora me aterra pensar que nunca más podré tener una relación normal con alguien”.


2. Es difícil

Whisper

“Como escort, me encantaría encontrar a un hombre del que realmente me sintiera atraída. Pero esos chicos rara vez contratan escorts”.


3. Hay que mantenerlo en secreto

Whisper

“Soy una chica escort y trabajo en yates con gente locamente adinerada. Ni mi familia ni mis amigos lo saben”.


4. El sueño del “gran día”

Whisper

“Soy una escort y me pregunto si alguna vez REALMENTE podré casarme y tener hijos”.


5. Hay que pagar las deudas

Whisper

“Soy una escort, tengo 6.50 libras en el banco. Mañana me tengo que juntar con un hombre para poder pagar las cuentas pero me parece muy demandante y no quiero hacerlo. Tengo miedo”.


6. Paga bien pero hace sentir mal

Whisper

“Soy una escort (prostituta en mi caso). Mis padres piensan que soy mesera. Odio ser escort, lo encuentro degradante pero gano 5.000 dólares a la semana. Quiero salir de este mundo”.


7. Qué incómodo

Whisper

“Cada vez que los chicos descubren que soy prostituta sólo quieren que les envíe fotos de desnudos. Me hace sentir muy mal”.


8. A veces la gente que lo hace está casada

Whisper

“Mi esposa tuvo su primera cita como escort esta noche. Se le presentó la oportunidad y lo conversamos. Se demoró cuatro horas con su cita”.


9. “No me juzgues”

Whisper

“Soy escort y me he acostado con 52 hombres. Tengo sólo 23 pero no me avergüenza mi número porque siempre me preocupo y uso protección. ¡No me juzgues!”.


10. Una vida doble

Whisper

“En la semana trabajo como ingeniera. El fin de semana trabajo como escort en el Upper West Side”.


11. “Mi familia cree que soy mesera”

Whisper

“He estado trabajando como escort para ganar dinero extra desde que perdí mi trabajo hace seis meses. Mi familia cree que soy mesera”.


12. Enamorarse puede ser muy duro

Whisper

“Soy una escort. He estado tratando de decirle a un cliente que siento algo por él. Él no se da cuenta o simplemente no me cree”.


13. Siempre tiene que mantenerse en secreto

Whisper

“Le digo a todo el mundo que trabajo en un gimnasio y salón de bronceado que abre 24/7 cuando la verdad es que trabajo en un prostíbulo”.


14. Algunas extrañan el dinero, aunque no necesariamente el trabajo

Whisper

“Durante la universidad trabajaba como escort. Ahora desearía tener la cantidad de dinero que tenía ahí”.

¿Crees que esto ha cambiado tu percepción sobre las escorts? ¡Cuéntanos!

Te puede interesar