Por Luis Lizama
29 julio, 2020

En muchos países el virus ya está controlándose, sin embargo, las medidas de protección no se deben aflojar. La distancia social, el lavado de manos y evitar encuentros con muchas personas, son algunas de las cosas que nunca deben olvidarse. Esta familia se descuidó, terminó con varios infectados y una persona fallecida.

El coronavirus está cambiando muchas cosas. Sin dudas marcará un antes y un después en nuestra sociedad. Si bien muchos países están controlando la pandemia de gran manera, algunas personas siguen sin entender y frenan los avances. No siguen las recomendaciones y el virus sigue propagándose.

Así ocurrió con una familia estadounidense, que acabó con 14 de sus miembros contagiados y una persona fallecida. Muchas personas creen que por ser familiares, están seguros. No saben que el virus es silencioso, que algunos desconocen su contagio, o bien no presentan síntomas.

Besos y abrazos se han transformado en un arma mortal. Es lamentable, pero cierto, y esta familia lo está pagando.

Archivo familiar – FOX 4 News

Es una terrible situación, que ojalá pase lo antes posible y con el menor daño. Aunque también es indignante, porque muchas personas son irresponsables y no respetan las medidas de seguridad. 

Ellos pensaron que sería seguro reunirse, después de meses alejados . No lo hicieron con maldad, todo lo contrario, motivados por el amor de familia. Todo terminó de la peor manera.

FOX 4 News

Al comienzo nadie presentó síntomas, pero a medida que pasaban los días, los contagiados aparecían. Uno de ellos falleció, otro está con ventilación mecánica.

Entrevistado por la televisión de Dallas, donde ocurrió el hecho, el anfitrión llamado Green lamentó la tragedia. 

«Todos me han asegurado que no es mi culpa, pero es mi hogar.

Siento que soy el anfitrión. Y aunque no sabemos quién tenía o qué, se extendió porque tuve la idea de reunirnos. Estoy teniendo un momento difícil con eso. Terminé en la sala de emergencias y descubrí que sí, de hecho todavía tenía el virus».

Comentó Green a Fox 4 News.

FOX 4 News

El hombre de 43 años pasó tres días en el Medical City Dallas, donde descubrieron que el virus atacó su sistema nervioso. Para su fortuna, no empeoró y su estado fue mejorando.

La esposa de Green y su familia también dijeron presente en la reunión, donde estuvieron sus padres. Rafael, el papá, fue internado de gravedad por el virus, posteriormente también ingresó su esposa, de 68 años, quien lamentablemente falleció.

Archivo familiar – FOX 4 News (Rafael Ceja)

Durante el encuentro, ningún miembro de la familia llevaba mascarillas o barbijos, no mantuvieron la distancia ni se preocuparon por el virus. La suegra de Green perdió la vida por un descuido.

Archivo familiar – FOX 4 News (Madre de Marisa)

«Dios es el único que me ayuda a pasar el día», dijo Marisa, la esposa de Green.

Su padre sigue en estado grave, mientras que de su madre sólo le queda el recuerdo y el remordimiento por la reunión que desató todo. 

Aunque nos duela, debemos mantenernos distantes, como un gesto de amor, recordando que besos y abrazos pueden ser mortales.

Puede interesarte