Por Camila Cáceres
20 Abril, 2017

El video es de pesadilla.

¿Qué está pasando con las aerolíneas? Oriaku Okwesilieze subió a un avión de Aero Contractors en Nigeria el pasado 18 de abril sin saber que acabaría viviendo una verdadera pesadilla. A 20 minutos de despegar, un ruido sobresaltó a los pasajeros y detonó el pánico cuando la cabina comenzó a llenarse de humo.

Los asistentes de vuelo les dijeron que se quedaran tranquilos, no pasaba nada. El piloto habló por el altavoz: “Por favor mantengan la calma”.

Todo el mundo podía oler que algo se quemaba, y el humo se hacía cada vez más denso.

Llegó al punto de que los asistentes de vuelo repartieron pañuelos húmedos. Sin embargo, le tomó al avión 35 minutos encontrar un lugar donde descender.

“¿Acabamos de partir y voy a morir? ¡Nah! Dios no puede dejar que esto pase. El humo era tan denso que no podíamos ver, las alas echaban chispas”.

Entre los 53 pasajeros había un bebé de siete meses. Las autoridades aéreas de Nigeria se encuentran investigando la situación.

¡De terror!