Por José Pablo Harz
2 septiembre, 2015

A veces olvidamos cosas tan básicas como estas…

Bolsas con comida son lanzadas al mar por un helicóptero. Abajo esperan decenas de personas desesperadas cuyas figuras demuestran que no han comido hace días. Los que logren dar con una y regresar con vida al barco que los aloja hace semanas, tendrán la suerte de poder comer un poco y darle el resto a su familia.

large-1

@vanarozvana

Esa angustiosa escena que parece sacada de una película es lo que en los últimos meses ha estado apareciendo constantemente en los noticiarios. Personas que escapan de sus países -con la intención de encontrar un futuro mínimamente mejor- y no son recibidos por ninguno de sus vecinos o cercanos, quienes ante la presión internacional no hayan nada mejor que alimentarlos como peces que tarde o temprano terminarán ahogándose por el hambre. Exactamente como ocurrió con 200 libios que perdieron la vida cuando intentaban huir hacia Italia o, ya fuera del agua, con los 70 refugiados -probablemente sirios- que fueron encontrados ya muertos al interior de un camión en Austria.

large-2

@vanarozvana

Todos esos hechos desfilan por la televisión y los medios como simples noticias y nadie se detiene en el factor más primario: los refugiados son seres humanos. Justamente con ese título el columnista y escritor inglés Owen Jones encabezó un ensayo en que llama a los países con más recursos a hacerse cargo de una situación que nos pone a todos las personas que nacimos con más suerte en la vida una enorme tarea. Y el británico apunta con el dedo a su propio país y logra transmitir un mensaje necesario con frases y datos tan contundentes como estos:

1. “Aquellos que queremos un trato más compasivo hacia las personas que huyen de situaciones desesperadas no hemos logrado imponernos a la opinión pública, y el costo de eso es la muerte”.

refu

@ElopeWithTheSun

2. “Para los que creen que la hostilidad hacia seres humanos de otros países que perdieron la lotería de la vida está adosada a nosotros, hay evidencia de lo contrario: Alemania recibe cuatro veces más refugiados que Gran Bretaña; es más, cada un sirio que llega a Inglaterra, hay 27 que lo hacen a Alemania”.

large

Alynn Phoebe

3. “El problema es que este debate no puede ser ganado con estadísticas (…) eso no cambiará la actitud de las personas. Hay que hacerlo a través de historias, humanizando a los refugiados sin rostro. Tenemos que mostrar sus nombres, sus caras, sus miedos, sus ambiciones, sus amores y a de qué están huyendo”.

large-4

@khawaja_umer_farooq

4. “Tenemos que hacer que occidente se haga responsable de las zonas de catástrofe que ellos mismos ayudaron a crear, como Libia e Irak. Tenemos que presionar a nuestros gobiernos a que hagan más para resolver situaciones que obligan a los humanos a escapar”.

large-6

@_Foux_

5. “En casa (Gran Bretaña), las comunidades con mayores niveles de migrantes  y refugiados deben recibir más recursos y apoyo. Si queremos ayudarlos, tenemos que cambiar las actitudes públicas humanizando a los refugiados”.

large-7

@quriossitykillsme

6. “Si fracasamos, entonces más y más mujeres, hombres y niños pasaran sus últimas horas ahogándose en el mar o asfixiándose en camiones. Es tan frío como eso”.

large-8

@khawaja_umer_farooq

¿Cómo piensas tú que podrías aportar en este gran problema?

Puede interesarte