Por Vicente Quijada
4 septiembre, 2018

De hecho, el brasileño recibió una cartulina amarilla.

No hay dudas de que Vinicius Jr, el talentoso ariete proveniente del Flamengo que recaló en el Real Madrid esta temporada, es un jugador sobresaliente para el nivel que se exhibe en La Liga 1/2/3 -la categoría filial del fútbol español-. Es quizás por ello que sus rivales deben ocupar todo tipo de artimañas para detener al brasileño, incluso los dientes. 

Así fue en el derbi entre el Castilla y el Atlético de Madrid “B”, luego de que el “11” marcara 2 golazos en un encuentro que acabó 2-2. Quedaban sólo 9 minutos cuando el delantero y el capitán del “Aleti”, Alberto Rodríguez “Tachi”, se enredaron tras un choque y cayeron al piso. Allí, entre manotazos, el defensa le lanzó un mordisco en la cabeza a su rival, generando la reacción de los merengues de inmediato.

El juez decidió separar a los jugadores y sancionar a ambos con una cartulina amarilla, a pesar de la grosera acción del colchonero, quien se disculpó una vez que acabó el encuentro. “Es una reacción que tuve fruto de las altas pulsaciones que alcanzamos durante un partido. No me siento orgulloso de lo que ocurrió, y no refleja nada cómo soy como jugador“, afirmó en una declaración publicada por el sitio web del Atlético.

Esta acción no representa los valores que el club inculca en la Academia y sé que no es un ejemplo para los chicos que vienen desde abajo. Además, es una lástima que esta jugada haya adquirido tanto protagonismo eclipsando el buen partido que hizo el equipo frente al Castilla, ya que dispusimos de oportunidades para ganar el encuentro”, reflexionó en la misiva, quien a diferencia de Suárez no recibió algún tipo de sanción.

Pablo García

Al final del partido hablé con Vinicius, nos dimos un abrazo y todo quedó ahí. Ahora tengo aprender de una situación como esta y mirar hacia adelante“, aseveró arrepentido el defensa.

Puede interesarte