Por Andrés Cortés
27 noviembre, 2017

La mujer asegura estar «más sana que nunca».

A día de hoy muchas personas buscan nuevas formas de alimentarse para tener una vida más sana tanto para ellos como para el planeta. No obstante, una mujer de India ha tomado una determinación poco común para cualquier mortal de este planeta: alimentarse de arena. Y no es algo nuevo, sino que lleva 63 años con una dieta de este producto.

Kusma Vati tiene 78 años. A sus 15 años tomó un hábito poco usual: comer arena. Cada uno de sus días se alimenta de 2 kilos de arena y, según sus propias palabras, le ha dado una salud más que óptima.


De acuerdo al sitio Daily Mail, Vati es adicta a este «producto» del planeta. La mujer declaró que en más de una oportunidad se cansó de buscar una «fuente de arena» y terminó comiéndose las propias paredes de su hogar, aunque suene increíble.

«Empecé a comer arena a los 15 años y en ese momento tuve un poco de dolor de estómago, pero luego me sentí bien y ahora es algo normal para mí«, aseguró la anciana para el diario británico. «Mis nietos insisten en que vaya a un médico para que supere esta adicción, pero yo no lo veo como algo necesario» cuenta.

A pesar de que sus cercanos intentaron que Kusma Vati dejara esta extraña adicción, con los años aprendieron a aceptar que la arena será la comida de cada día en la vida de Vati.

Puede interesarte