Por Josefina Pizarro
22 octubre, 2018

La pintura ha dado de qué hablar.

Nacida de una madre lituana y padre estadounidense, Akiane Kramarik creció en el área rural de Illinois, en las afueras de Chicago. Alrededor de los 4 años, la niña se dio cuenta que estaba interesada en la pintura, y en unos pocos años, se convertiría en una de las más famosas prodigios en el mundo del arte.

Cuando Akiane empezó a pintar, ella dice que comenzó a experimentar visiones que estaba ansiosa por expresar artísticamente. Una vez que lo hizo, las personas se dieron cuenta del increíble trabajo que ella realizaba, lleno de realismo y emoción. La pequeña incluso llegó a ser presentada en el «The Oprah Winfrey Show» a los 10 años. En él, Akiane dijo que todo su talento provenía de un solo lugar: Dios.

Art & SoulWorks

Una de sus pinturas más populares de la época fue el retrato de Jesús, el que pintó a la corta edad de 8 años. Fue llamado «Prince of Peace» (Principe de la paz) y el que supuestamente está inspirado en las verdaderas facciones del nazareno.

Esta es la pintura:

Art & SoulWorks

Esta imagen de Jesús coincidió totalmente con la visión de Jesús que tuvo Colton Burpo, un adolescente de 17 años que a los 4 estuvo a punto de morir durante una operación de peritonitis y donde, según él, visitó el paraíso, lugar donde se encontró con Jesús, ángeles e incluso con dos familiares fallecidos.

Art & SoulWorks

Los padres de Akiane en un principio eran ateos, pero gracias a su hija y sus pinturas, se convirtieron al cristianismo.

Art & SoulWorks

Hoy en día la joven tiene 23 años y tiene la intención de fundar una academia de arte para niños y jóvenes. Pero definitivamente nos quedamos con el supuesto rostro que la joven vio en sus visiones, ¿será real?

Art & SoulWorks

Puede interesarte