Por Javiera González Ruiz
31 octubre, 2018

Pese a que tiene 5 hijos, no recibe apoyo de ninguno de ellos. Así es la situación de los ancianos en Corea del Sur.

Cuando nos hablan de Corea, a todos se nos viene a la cabeza su destreza tecnológica y el entretenimiento. Sin embargo, poco se sabe acerca de la situación de los ancianos, que deben trabajar hasta altas horas de la noche, incluso cuando tienen edades bastante avanzadas.

Resulta que las personas mayores en ese país son las más pobres, pues no existe un sistema de pensiones adecuado, hay menos dependencia económica de los niños y además deben jubilar de forma obligatoria.

Un fiel reflejo de aquello es la señora Yoo, una mujer de 82 años que debe buscar la forma de sobrevivir ganando solo $2 dólares diarios. Por estos días trabaja recolectando cajas reciclables por más de 14 horas al día, una situación bastante triste y que revela cómo es ser pobre y viejo en una de las naciones más ricas del mundo.

Assian Boss

Lleva viviendo sola en un pequeño espacio durante cinco años, y no recibe apoyo de ninguno de sus cinco hijos, pues ellos también deben arreglárselas para generar sus propios ingresos… o al menos eso le dicen para evitar hacerse cargo de ella.

Sin embargo, ella no les guarda ningún tipo de rencor y se siente orgullosa de lo independiente que es a su edad, aunque trabaje coleccionando cajas de papel desde las 7 u 8 de la mañana hasta cerca de las 10 de la noche y se lleve además de poco dinero, un fuerte dolor de espalda a casa.

Assian Boss

De acuerdo a sus propias palabras, toda su crisis financiera comenzó hace unos 7 años, cuando un auto la atropelló y debió pasar 3 años en reposo, agotando todos sus ahorros. Y ahora si bien el gobierno le da una pensión mensual de $200 dólares, debe ingeniárselas para trabajar en otra cosa, pues no le alcanza para vivir.

La historia de Yoo fue seguida de cerca por el equipo de Asian Boss, quienes la sorprendieron con una donación de $1.000 dólares que aseguró gastaría de forma sabia y consciente.

Assian Boss

Pero así como esta anciana, existe un montón de adultos mayores en su misma situación, por eso Asian Boss junto al Korean Legacy Committee se encuentran trabajando para difundir la situación de estas personas en Corea del Sur y así puedan recibir donaciones que pueden servir para ayudarlos.

Puede interesarte