Por Alejandro Basulto
9 julio, 2019

Con 3 años, Ava Carlin, es una niña feliz y que desenvuelve como muchas otras de su edad. Nadie pensaría que años antes, los huesos de su cabeza estaban hechos pedazos.

La pequeña Ava Carlin, es una niña de 3 años sonriente y que le gusta mucho jugar, com a muchas otras de su edad. Y se la pasaba divirtiéndose con su hermano Luca, de 7 años, mientras se preparaban para asistir al matrimonio de su mamá Jenna y de su papá Matthew Carlin, en una ceremonia en Le Petit Chateau en Otterburn, Northumberland. El que sus padres recién pudieron realizar este año debido a las complicaciones en la salud de su hija.

North News & Pictures Northn

Y es que hace tres años la realidad era muy distinta para Ava. Debido a que ella nació con craneosinostosis. Que hizo que naciera en en diciembre del 2015, con su cabeza «aplastada».

«Después de nacer, su cabeza se veía un poco aplastada. Me dijeron que era exactamente la forma en que estaba recostada en mi vientre y que incluso se iría (…) Cuando la miraba, uno de sus ojos era un círculo y el otro ojo parecía ovalado (…) Un lado de su frente fue retirado. Parecía que tenía un bulto en la frente»

– contó su mamá, Jenna, a Daily Mail.

North News & Pictures Northn

Para colmo, los médicos descartaban cualquier problema. Aún cuando a las seis semanas, Ava todavía no podía mover su cuello. Por lo que Jenna la envió para que le hicieran unas pruebas médicas, que confirmaron su condición. Además que los médicos le dijeron que sin cirugía, la forma anormal de su cráneo perjudicaría el normal desarrollo de su cerebro.

North News & Pictures Northn

Antes de los 18 meses no la afectaría más que de una forma estética. Pero después de esa edad, podría sufrir graves daños cerebrales. Advertencia que preocupó a los padres de Ava, quienes la llevaron a una operación de cráneo un 12 de junio del 2017.

North News & Pictures Northn

Fue una cirugía abierta. En la que los médicos realizaron una incisión en su cuero cabelludo y en los huesos de su cráneo. Esto para posteriormente remodelar la parte afectada y mantener dicha parte de la cabeza en su posición con placas y tornillos.

North News & Pictures Northn

La operación fue un éxito, pero pasarían dos años para que Ava tuviera una «cabeza normal». Debido a la hinchazón que tenía en su cráneo. Pero pasado ese tiempo, uno al ver a esta pequeña de 3 años, no notaría por todo lo que tuvo que pasar.

North News & Pictures Northn

 

Puede interesarte