Por Diego Aspillaga
13 enero, 2020

La tierra de faraones está en camino a convertirse uno de los primeros países en utilizar energías 100% limpias. El sol que antes los atacaba sin descanso, ahora trabaja para ellos en un parque solar que puede verse desde el espacio.

Desde la Estación Espacial Internacional puede verse nuestro planeta en toda su gloria. 

Océanos vastos y azules, bellos cúmulos de nubes, majestuosas cordilleras y montañas, verdes bosques y áridos desierto, el paisaje es abrumador.

Y si bien es la naturaleza la que destaca desde el espacio, existen creaciones de la humanidad que también pueden ser observadas desde el vacío del espacio. La gran muralla China y las luces de las distintas metrópolis durante la noche son buenos ejemplos de estos casos.

Pixabay

Otro ejemplo, menos afortunado, es el brillo y las columnas de humo de los incendios forestales de Australia, que atraviesan el pacífico y dan fe se la gravedad de la situación en el subcontinente. 

Pero existe otra creación de la humanidad que se puede ver desde el espacio y que intenta luchar contra el cambio climático, el mismo que provocó la crisis que tiene a Australia pendiendo de un hilo.

Reuters

Estamos hablando de la planta Benban, un parque de paneles solares de Aswan, Egipto; una gigantesca iniciativa que planea proveer a millones de personas con energía limpia, renovable y eficiente utilizando a su favor el poderoso sol que azota el árido desierto que los rodea.

REUTERS/Amr Abdallah Dalsh

Diseñada para anclar un sector de energía renovable mediante la atracción de desarrolladores privados y nacionales y patrocinadores financieros, la planta ahora proporciona casi 1,5 GW a la red nacional de Egipto y ha reducido el precio de la energía solar en un momento en que el gobierno está eliminando los subsidios para la electricidad.

En 2013, Egipto estaba sufriendo apagones debido a la escasez de energía en las antiguas centrales eléctricas. La capacidad nacional instalada de electricidad ahora es de alrededor de 50 GW y Egipto tiene como objetivo aumentar la proporción de electricidad suministrada por las energías renovables de una fracción actualmente al 20% en 2022 y al 42% en 2035.

REUTERS/Amr Abdallah Dalsh

Con estas medidas, los costos de la electricidad en Egipto bajarán considerablemente tanto para las empresas como para las personas, lo que hace des este país un mejor destino para invertir.

Y tomando en cuenta de que el resto de la energía de Egipto es provista por planta de gas natural, es seguro decir que faltan un par de décadas para que Egipto sea uno de los primeros países que funcionará con energía limpia y renovable. 

REUTERS/Amr Abdallah Dalsh

En una época de crisis climática, son medidas concretas como estas las que se necesitan para adaptarse y ayudar al medioambiente a recuperarse.

REUTERS/Amr Abdallah Dalsh

Esperamos que más países sigan los pasos de los egipcios, quienes ahora utilizan al opresivo sol del desierto como una herramienta limpia y eficiente. 

Puede interesarte