Por Constanza Suárez
23 agosto, 2019

El proyecto es pionero en el mundo. También podría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y abaratar costos.

En el Reino Unido acaban de inaugurar la primera línea de ferrocarril del mundo que funciona con energía solar. Ubicada en la ciudad de Aldershot, la señalización y luces se alimentan de alrededor 100 paneles solares, que también está suministrando una pequeña cantidad de energía a la pista.

Se espera que este proyecto aliste el camino para más trenes en el mundo totalmente alimentados por energía solar. 

Stephen Barney

A partir del viernes, los paneles solares suministrarán electricidad renovable para alimentar la señalización y las luces en la ruta Wessex de Network Rail.

La compañía a cargo planea gastar miles de millones de libras electrificando líneas ferroviarias para evitar el funcionamiento de trenes con diesel. Esto podría ayudar a reducir la contaminación del aire, las emisiones de gases de efecto invernadero y también los costos. 

Stephen Barney

El proyecto en Aldershot representa la primera vez que una matriz solar omitirá la red eléctrica para conectarse directamente al sistema de «tracción» de un ferrocarril.

Network Rail espera utilizar el esquema, desarrollado por la organización benéfica 10:10 Climate Action y el Imperial College de Londres, para aplicarla a todas sus líneas ferroviarias en el país.

Getty

«Tenemos la ambición de extender esta tecnología más allá de la red en caso de que este proyecto tenga éxito, para que podamos ofrecer un ferrocarril mejor y más ecológico para nuestros pasajeros y el público en general», dijo Stuart Kistruck, director de la ruta Wessex de Network Rail, según consignó The Guardian.

South Western Railway

 

 

 

Puede interesarte