Brasil está conmocionado con este caso de violencia intrafamiliar.

El 26 de enero cumplía 21 años y tendría derecho a recibir la herencia de su abuelo fallecido. Pero eso jamás pasará porque su abuela ni otros integrantes de su familia no estaban de acuerdo con que el joven recibiera esa suma de dinero y lo mandaron a matar a sangre fría.

Este fatídico hecho ocurrió en Sao Paulo y tiene al pueblo brasileño conmocionado por la frialdad con que esta familia actuó; Una abuela, su hijo y su nieta (hermana de la víctima) se unieron y planearon un crimen malévolo para matar a un joven apodado “Savio”.

No pudieron ocultar el crimen

Tal como indicó al canal TV Bandeirantes el tío de la víctima, autor material del asesinato apodado “Julio” el “tribunal del crimen” como se le conoce a la autoridad que ejercen los narcotraficantes de favelas y pueblos periféricos de las grandes ciudades brasileñas, los amenazaron de muerte en caso de no entregarse a las autoridades.

La abuela llamada “María del Socorro” compró el arma y se la entregó a su hijo para que matara a su sobrino que cumplía 21 años el 26 de enero; ese día el joven tendría el derecho de recibir 40.000 reales (unos 12.430 dólares) que le había dejado su abuelo en su testamento.

“Samara” la hermana de la víctima (18) involucrada en los hechos, debía esperar 3 años para recibir la misma herencia y aceptó participar en los hechos porque con la muerte de su hermano, la parte correspondiente a él, como estipula la ley, pasaría a su nombre.

¡Hasta cuándo tanta violencia en el mundo!

Puede interesarte