Por Alejandro Basulto
15 mayo, 2019

Cuando un conductor fue a decirle que se moviera, este anciano de manera mesurada y educada, le dijo que “se fuera a la mierda”.

Conducir automóviles es una acción cada vez más normalizada en la sociedad (gracias al aumento del poder adquisitivo), pero que no quita que sea también riesgosa. Debido a que un leve error en el manejo puede terminar costando la vida de una persona. Por algo a los conductores se les realiza controles constantemente, para así proteger a las demás personas.

Facebook Bruce Bromley

Y un viejito de 92 años de Melbourne, en Australia, no parecía ser consciente de esto. Ya que no solo manejó imprudentemente a su edad en una de las autopistas más concurridas de la ciudad, sino que además lo hizo sobre su scooter de movilidad, que como máximo puede alcanzar una velocidad de 16 kilómetros por hora, que está muy lejos del límite de la carretera, que es 6 veces más esa cifra.

Bruce Bromley por su parte, es un motorista que iba tranquilo por la autopista cuando se topó con este intrépido anciano. Lo primero que hizo fue llamar a la policía y ponerse atrás del viejito para protegerlo de los demás vehículos que iban a velocidades que rondaban los 100 kilómetros por hora.

Facebook Bruce Bromley

Bruce también intentó acercarse al hombre de 92 años, diciéndole: “Muévete, amigo, estás en la autopista”. A lo que el anciano y atrevido conductor, le respondió diciéndole que simplemente “se fuera a la mierda”. Pero Bruce no desistió y siguió conversando con la policía para pedir su socorro.

El encargado de contestar a Bruce en la estación de policía, tuvo con él un diálogo que podría catalogarse de tragicómico. Ya que el jubilado de 92 años insistía en seguir en la autopista y en insultar a Bruce cuando este le decía que se saliera de ella, mientras que este último le contaba todo al policía, quien solo atinaba a hacerle preguntas que conllevaba a respuestas divertidas.

Facebook Bruce Bromley

Finalmente se le sugirió a Bruce que no se expusiera el peligro, a lo que él se denegó por el riesgo en que podría caer el abuelito. No quiero que lo golpeen”, se sinceró.

Finalmente la policía apareció y detuvieron al viejito. Él había sido reportado como desaparecido por miembros de su familia.

“Fue muy agresivo, pero a los 92 años, el pobre chiflado estaba confundido y un poco abrumado. Si no estuviera allí, habría sido chocado y no podría dormir por la noche si algo así sucediera”

– dijo Bruce al medio 7 News.

Facebook Bruce Bromley

La valentía de este motorista tuvo su premio cuando el abuelito fue llevado sano y a salvo a la estación de policía en Glen Waverley, donde se reencontró con su familia.

A continuación el video de este riesgoso momento

 

Puede interesarte