Por Constanza Suárez
19 noviembre, 2020

Los italianos Olga y Vincenzo Molino pasaron más de medio siglo juntos, incluso hasta su último aliento. “No salían, eran muy cautelosos, solo su abuelo iba de compras y a la farmacia, lamentablemente se enfermaron”, contó su nieta.

Por sesenta y tres años, Olga y Vincenzo Molino compartieron su vida. La pareja de 83 y 82 años respectivamente vivía en un apartamento en Sesto San Giovanni, Milán, Italia, hasta que el pasado 11 de noviembre, ambos fallecieron tras contagiarse de COVID-19. Con una hora de diferencia. 

“No salían, eran muy cautelosos, solo su abuelo iba de compras y a la farmacia, lamentablemente se enfermaron”, comentó una de sus nietas, Katia, a los medios locales, según informó Il Messaggero.

Familia Molino

La pareja de ancianos pasó diez días muy enfermos, amenazados por una fiebre muy alta. El 11 de noviembre los hospitalizaron en San Gerardo di Monza, pero fue muy tarde. A las 2 de la tarde de ese día, murió Olga y una hora después también Vincenzo.

“Fue el abuelo el que mostró los primeros síntomas y luego la abuela. A pesar de la fiebre alta, durante más de una semana el médico nunca salió a visitarlos, les dio un antibiótico diciendo que era gripe, pero tenían Covid-19”, contó Katia. 

Familia Molino

No estaban en la misma habitación, pero Olga, cuya condición era menos grave, había pedido que le permitieran quedarse con la chaqueta de su marido para sentirlo cerca. 

A pesar del dolor de perderlos, que se fueran juntos conmovió a la familia y a todo Internet.

Familia Molino

Los abuelitos italianos habían celebrado hace pocos meses su aniversario número 63 de matrimonio. El 26 de septiembre se juraron amor eterno una vez más.  “Llevaré conmigo el recuerdo de mi abuela mientras preparaba orecchietta a mano y mi abuelo junto a ella”, dijo Katia.

Pixabay

¡Amor incondicional!

Puede interesarte