Por Fernanda Peña
23 junio, 2017

La fila se hacía cada vez más grande, hasta que por fin un chico, sin preguntas, atendió su llamado de auxilio.

¿Cuántas veces por pereza hemos sido indiferentes ante situaciones como ésta? A veces la oportunidad de cambiar el mundo no viene en forma de abuelito, sino de niño, de madre, de joven y ni siquiera nos damos por enterados… Por suerte, un joven en el centro comercial Holyoke, en Massachusetts, sentó el precedente para que no olvidemos que siempre habrá alguien necesitando de nosotros.

Josselen G.

Esta historia fue compartida por una mujer llamada Paula Accorsi Picard, quien la vivió de cerca y admitió que le llegó al corazón.

Paula Accorsi Picard

Resulta que en el centro comercial, un abuelito llegó a la cima de las escaleras eléctricas, allí cuando se está a punto de bajar, pero se quedó inmóvil, aterrado de hacerlo por si solo.

Subida o bajada?

A post shared by Victor Zapata (Виктор)™ (@victor.mz11) on

La multitud se atiborraba detrás suyo, hasta que entre todos esos “espectadores” apareció un muchacho joven dispuesto a bajar con él:

“Estaba claro que se sentía inseguro y este joven le ofreció la más simple bondad: un brazo extendido y un ‘¿Puedo ayudarle, señor?'”.

-contó Accorsi en su publicación.-

“Ambos se miraron a los ojos y el señor mayor aceptó su ayuda, mientras todos los demás esperaban pacientemente para avanzar”.

-explicó.-

Pero quizás lo más triste de todo fue conocer la razón por la que el abuelito estaba temeroso de bajar solo:

Paula Accorsi Picard

“Él silenciosamente comenzó a explicarle al joven que había quedado atrapado en una escalera mecánica una vez y estaba un poco asustado”.

Definitivamente nos rompió el corazón. Por suerte existen chicos como él: Alonzo Johnson, de 23 años.

Alonzo Johnson

“Parecía muy asustado y pensé que quizá podría ayudar”.

Este fue el mensaje original de Paula Accorsi en Facebook:

A little redemption for the suffering human soul 😊 The older man was paused at the top of an escalator and a few people…

Posted by Paula Accorsi Picard on Thursday, June 15, 2017

 

“En aproximadamente una hora, las noticias de la tarde saldrán a la luz y nos recordarán la división, las guerras, los lanzamientos políticos, los disparos y otras angustias. Pero hoy, la violencia, la raza, la edad, la política y otras líneas sociales estuvieron borrosas: Una persona simplemente ayudó a otra. Yo quería abrazarlos a ambos. Quien sea que sea este hombre: Tu familia te crió bien ¡Por favor, busquen momentos de plata como el que yo fui tan afortunada de presenciar esta noche!”.

La publicación en Facebook alcanzó más de 428 mil reacciones, y fue compartida otras 200 mil veces.

Me pregunto, qué hubiera ocurrido si él joven no hubiera ofrecido su ayuda: ¿Alguien más lo habría hecho? ¿Todos se hubieran limitado a mirar al abuelo? ¿Le hubieran llovido insultos antes que brazos? Definitivamente vale la pena que estemos atentos a situaciones como esta.

Inspirador.

 

Puede interesarte