Por Vicente Quijada
31 enero, 2018

Está creando un negocio muy lucrativo.

Tras conocer esta historia me juré escribirla sin prejuicios, a pesar de lo extraño o curioso que pueda ser. Annette Kravchenko es una mujer australiana de 42 años, de Queensland, que decidió enviar a su muñeca Reborn -les explicaré más adelante de qué se trata- de viaje por el mundo, mediante paquetes pagados de antemano, para que su “hija” conozca el orbe -desde Japón a Europa- como se debe. 

Y para ello, gastó casi 8 mil dólares. Todo por el sexto miembro de la familia, la muñeca Matilda.

PA REAL LIFE

Todo empezó tras el nacimiento de William, quien hoy tiene 13 años, y la negativa de su esposo de tener más hijos. Annette, que aún quería practicar la maternidad, decidió investigar sobre las muñecas Reborn, una clase de juguetes refaccionados, más costosos y que incluso son considerados como arte, debido al realismo que alcanzan.

Tienen pelo y peso real, para parecerse aún más a un bebé real, y son usados en casos como el de Annette, o simplemente como juguetes.

PA REAL LIFE

Al ver lo caras que eran –una nueva cuesta alrededor de 1.120 dólares-, la mujer decidió realizar su propia versión -algo común cuando se trata de muñecas de este tipo-, y notó que eran tan buenas que incluso la gente empezó a comprarle sus juguetes, con un costo entre los 60 y los 340 dólares. Annette llegó a tener 100 “bebés” y se convirtió en un negocio más que en un hobby para ella. 

Pero faltaba una para ella, y así fue como creó a Matilda, tras meses de trabajo. Le escogió un pelo parecido al de ella incluso.

PA REAL LIFE

Así, empezó a tomarle cariño a su cuarta hija, gastando dinero en ropa y accesorios para la pequeña. Hasta que se le ocurrió una idea “mejor”: enviar a Matilda de viaje por el mundo. Y para ello gastará cerca de 8 mil dólares, que salieron de su bolsillo, y desde algunas donaciones de sitios de recaudación de fondos.

Matilda irá, para ser precisos, desde Brisbane a Japón, luego a Italia y Holanda, después al Reino Unido e incluso a Estados Unidos y Canadá. Y es sólo una muñeca.

PA REAL LIFE

Incluso, para que no se sienta sola en sus vacaciones, la madre le regaló un hermoso collar de diamante.

Matilda viajará como si fuera un paquete -y Annette correrá con los gastos-, y será recibida por otras “madres” de comunidades de bebés Reborn, porque ella es muy preciada para Annette y, tal como le contó a The Sun, “no dejará que se quede con cualquiera, sólo gente en que confío”. 

PA REAL LIFE

Pero no todo es tan descabellado como se lee. Annette aseguró que su familia sabía del dinero que generaba Matilda, mediante anuncios y publicidad en Youtube -que esperemos sea mayor al gasto. “Y ella me trae a mí, y mi familia Reborn, mucha felicidad” manifestó.

Puede interesarte