Por Ruben Peña Blanco
27 diciembre, 2016

No todos lograron sobrevivir en el lago más peligroso del mundo.

Oscar Garza, un estadounidense de origen mexicano de tan solo 26 años, fue asesinado a disparos en el Lago Falcón, un embalse artificial en las aguas del Río Grande, al sureste de Laredo, Texas, en Estados Unidos, y Nuevo Laredo, Tamaulipas, en México. Una de las zonas más peligrosas de la frontera entre ambos países y en el que que se desata una guerra entre las autoridades y los carteles de la droga, principalmente Los Zetas.

Getty

Las autoridades de ambos países informaron que Garza estaba acompañado por Javier González, de 21 años, quien se encuentra hospitalizado por una hipotermia tras lanzarse al agua para evitar los disparos.

Canal 5 – «Advertencia, cruzar a México puede ser peligroso»

Aunque las autoridades no tienen la seguridad de si el tiroteo se registró en territorio mexicano o en el lado de Estados Unidos, donde fue encontrada la embarcación de las víctimas. Tampoco está claro si el barco del tirador cruzó a México.

Daily Mail – Oscar Garza

En 2010, el estadounidense David Michael Hartley fue asesinado mientras practicaba esquí acuático en el mismo lago. Su esposa logró escapar del ataque y declaró que fueron agredidos por hombres armados desde un barco.

La zona es tan peligrosa que el comandante, Rolando Flores Villegas, que investigaba el asesinato de Hartley en la zona, fue decapitado por miembros del grupo narcotraficante y su cabeza fue entregada en una maleta cerca de un puesto militar en la frontera con Texas.

Facebook

Aún no está claro si el cártel de los Zetas está detrás del último asesinato. Lo que es seguro -y recomendable- es mantenerse lo más alejado posible de ese sector.

¿Qué opinas de esto?

Puede interesarte