Por Maximiliano Díaz
8 agosto, 2018

Ruth Wilson había ganado un Globo de Oro y era el rostro de la serie. Su compañero, Dominic West, aseguró apoyarla, pero no estaba dispuesto a bajarse el sueldo.

Ruth Wilson le ha puesto punto final a uno de los momentos más importantes de su carrera. Wilson, de origen británico, tenía en su currículum el papel coprotagónico en la aclamada serie The Affair. Su increíble actuación la hizo ganar un Globo de Oro a la mejor actriz en 2015, y le abrió el panorama para recibir ofertas de un sinfín de productoras.

Wilson ya llevaba cuatro temporadas en el drama, en el que ella encarnaba a Alison Bailey, una hermosa y sensible camarera cuyo único hijo falleció y, en medio del enorme desafío de sobrellevar la pérdida, conoce a un hombre casado, se enamora de él, y ambos comienzan a llevar una relación extramatrimonial en secreto. Su salida se dio justo una temporada antes del final anunciado de la serie. Según los productores, la última temporada se estrenaría el próximo año, y su salida tan brusca e inusitadamente prematura de la ficción, comenzó a levantar las sospechas de parte de periodistas y miembros de la industria del entretenimiento.

Showtime

“Los hombres tienen que ganar menos”.

Lo cierto, es que en febrero la actriz hizo una aparición en la radio Times hablando de la serie y los gajes del trabajo. Al momento de hablar sobre montos, Wilson aseguró que ella ganaba bastante menos dinero que Dominic West, el coprotagonista masculino que encarna al hombre casado. Aseguraba al aire que “Definitivamente gano menos dinero de lo que se embolsaría un hombre en la misma situación. Cuando firmé por el proyecto, me pagarían menos que a él. [Los productores] podrían argumentar, ‘Bueno, él ya ha hecho una gran serie de televisión, así que tiene cierto nivel’. Pero incluso después del Globo de Oro sé que no estoy en paridad. No sé cuál es la cifra, pero estoy segura de que le pagan más que a mí”. Wilson confesó jamás haber hablado con su amante ficticio sobre las cifras. Ella solo se quedó con las sumas que decía el contrato, pero jamás recibió un reajuste (ni siquiera por los premios) y asegura que, a pesar de estar mediado por el dinero, este problema, en el fondo, no es sobre plata, sino sobre condiciones laborales: “No quiero más dinero, quiero una paga igualitaria. Lo que significa que ellos [los hombres] tienen que ganar menos”.

AP

West fue consultado por los dichos de su compañera de trabajo, y también aprovecharon de mencionarle la participación de Maura Tierney, otra actriz de la serie que también consiguió un Globo de Oro por su participación en la serie y, según se cuenta, ganaría menos que los intérpretes masculinos de la serie. Al momento de responder las preguntas, West estaba en la presentación de la película que ganó la Palma de Oro de Cannes en 2017 y, por supuesto, alentó con alevosía las demandas de Wilson, aseguró que ella, incluso, debería recibir un sueldo mayor. “Creo que ella debería ganar más que yo porque ganó un Globo de Oro por ese papel. No hay ninguna razón para que a ella le paguen menos. Un productor no puede salir airoso de esa circunstancia”. Sin embargo, también aseguro que no estaba dispuesto a recortar su propio salario para establecer por sí mismo la igualdad de condiciones: “Lo haría siempre que los recursos fueran limitados, como en una película independiente, pero en una serie de televisión de largo recorrido el dinero no es un problema y no hay ninguna excusa para hacerlo”. Han pasado seis meses desde las declaraciones de Wilson pasaron por la radio y ella tiene su contrato en el tacho de la basura; West, por otro lado, está listo para grabar la quinta temporada.

AP

Después de las declaraciones para Radio Times, muchos periodistas aseguraron haber indagado en la industria, y dijeron que la actitud de Wilson no había gustado nada. El diario británico Daily Mail habló sobre “productores enfurecidos”, y aseguran que los administrativos de The Affaire estaban enfurecidos por sus comentarios sobre la desigualdad salarial.

Showtime

Aunque, por supuesto, no han dejado de preguntarles a los propios productores de dónde nace el despido de una de las personajes más importantes, y de la actriz más premiada de la ficción. Sarah Treem, productora y guionista de la serie, ha negado cualquier tipo de venganza de parte de los productores contra Wilson. Ella aseguró al Hollywood Reporter que todo estaba previamente pactado. En sus propias palabras “Ruth quería irse de la serie. Era una petición, así que estaba decidido desde antes de que empezáramos a escribir. De hecho, grabamos todo su trabajo al principio. Toda su línea argumental fue rodada antes que cualquier otra cosa”.

[Alerta de spoiler] Finalmente, lo que se tiene es a Wilson muerta para el octavo episodio de la cuarta temporada. Aunque, y muchos aseguran que esto no es coincidencia, la protagonista se suicida en lugar de que su muerte sea generada por alguna otra razón.

Showtime

La actriz aún no se ha pronunciado con respecto al cese de su contrato, sin embargo, muy pronto volverá a deleitar a su público con la película The Littler Stranger, y las series La Materia Oscura y Mrs. Wilson. La británica, que saltó a la fama en el 2006, no se encuentra en la necesidad de salir a repartir currículums, la industria conoce bien su trabajo, y valora su valentía: ella es una de las actrices que ha denunciado públicamente la brecha salarial existente en la industria del entretenimiento. Y estas protestas colectivas han tenido un eco en las acciones del colectivo Time’s Up, llegando así hasta las cabecillas del mundo del cine y la TV, y haciendo que cadenas como HBO aseguren haber confirmado y cambiado cualquier contrato donde exista una injusticia en los sueldos.

Puede interesarte