Por Alejandro Basulto
5 diciembre, 2019

Muchos hombres lo agradecen llorando de felicidad.

Sin duda alguna uno de los miedos más comunes de los hombres es padecer cáncer a la próstata. Debido a que es una enfermedad que se tiende a dar en varones y en algunas mujeres transgénero, por lo que siendo los principales afectados de este padecimiento, claramente al escuchar que cada vez aparecen nuevas alternativas como tratamiento y curas, la alegría prontamente se hace notar en el rostro de las víctimas o potenciales víctimas de un cáncer que además de ser mortal, es sumamente doloroso, no dejando ni siquiera tener relaciones sexuales u orinar en paz. 

pixabay

Es que el cáncer de próstata afecta nada menos que el sistema reproductor masculino, uno de los órganos tal vez más preciados por los hombres en el mundo. O sea, prefieren mil veces perder un brazo, que sus genitales. Y ese dilema se le puede poner a cualquier sujeto y la respuesta va a ser la misma. Ya que de hecho hay casos impresionantes de personas que se han amputado un dedo para que dicha extremidad pueda ser utilizada, tras una compleja operación, como reemplazo del órgano reproductor masculino.

Pixabay

Esta enfermedad que tiende a desarrollarse tras los 50 años de edad, es el segundo cáncer más común en hombres, y haciéndola aún más particular: además tiene la característica de que muchos hombres la desarrollan sin tener ni siquiera un síntoma.

Pixabay

Actualmente los tratamiento incluyen cirugías, radioterapia y quimioterapia, entre otras alternativas que cada vez son más, encontrándose la mayoría en fase de pruebas. Pero lo que todavía no cambia era el método de diagnóstico de la enfermedad, que consistía en el tacto rectal.

pixabay

Es decir, una mano ingresando por el recto del paciente.

Blink 182

Algo molestoso y tormentoso, que a muchos hombres les genera malos recuerdos. Y para alegría de ellos apareció la PUR, un examen que ya ha sido probado en 14 hombres con éxito. Y que funciona a través de la orina, más precisamente, con la primera del día. Y este además de ser más accesible, tendría la gracia de que es más efectivo, pues tiene una mayor sensibilidad, augurando también en qué momento podría desarrollarse el cáncer.

Puede interesarte