Por Felipe Costa
31 marzo, 2021

Lewis Roberts fue atropellado por una camioneta de manera tan violenta que sufrió una muerte cerebral. Entendiendo que no había nada que hacer, los médicos le pidieron permiso a la familia para retirar sus órganos, sin embargo, a solo instantes de ser operado, dio un pequeño respiro.

Tener un accidente y despertar sin recuerdos de nada, en una sala de hospital, parece ser una historia interesante aunque nada realmente nuevo, sin embargo, revivir luego de haber sido declarado muerto y despertar para saber que están apunto de retirar los órganos, parece salido de una película de terror. Bueno, algo así tuvo que atravesar Lewis Roberts, un adolescente que sufrió un grave atropello que casi le costó la vida.

Lewis Roberts

Lewis tiene 18 años y durante cuatro largos días sufrió de muerte cerebral, luego de que una camioneta lo atropellara en su ciudad natal, Leek, en los Países Bajos. El golpe fue tan fuerte que le causo heridas consideradas fatales y tras batallar en la sala de urgencias del hospital, los doctores determinaron que ya no había nada más que hacer.

Los médicos le contaron a la familia que Lewis tenía muerte cerebral y analizando el estado de los órganos, consideraban retirarlos para ser donados, para ello necesitaban la aprobación.

Jade Roberts

Sus padres no podían creerlo, una tarde estaban disfrutando de su hijo en casa y al otro día les pedían retirar sus órganos porque ya no volvería a vivir. Con el dolor de sus almas, organizaron una despedida en la sala del hospital, lo que le dio más tiempo al joven antes de que apagaran el soporte que lo mantenía respirando, aferrándose a la última manga de la vida.

La familia aceptó valientemente la cirugía de extracción de órganos y los doctores empezaron a preparar el pabellón para el procedimiento, sin embargo, de manera totalmente inesperada, tendrían que cambiar los planes ya que el chico parecía no estar listo para abandonar este mundo.

Momentos antes de la intervención, Lewis dio un primer pequeño respiro, luego otro y de pronto, despertó. Lo primero que vio fue la sala del hospital sin saber que ocurría, la enfermera se dio cuenta y dio aviso a los doctores inmediatamente. Aún recuperando la conciencia, le dijeron que no encontró mejor momento para despertar porque estaban a punto de sacarle los órganos.

Apoyo – Pixabay

Verlo nuevamente con vida fue más que una gran noticia. Lewis médicamente tenía un futuro firmado y logró cambiar su destino. Si bien revivió en el sentido puro de la palabra, las secuelas del accidente aún le cobran factura.

Lewis Roberts

No solo los golpes causados por el atropello, sino el haber estado con muerte cerebral, significan que ahora a Lewis se someterá a un proceso largo de rehabilitación. Sus extremidades están débiles, de a poco reacciona al dolor y mueve sus brazos y piernas a voluntad. Le cuesta mover la cabeza, parpadear y mover la boca, pero los doctores aseguran que es parte de lo esperable tras lo sucedido.

La comunidad de Leek, organizó donativos para la rehabilitación del joven. Conocer su historia ha conmovido a cientos, quienes esperan darle una segunda oportunidad luego de que literalmente haya vuelto de la muerte. Su hermana, Jade Roberts, contó al Stoke Sentinel, que el apoyo que han recibido no tiene palabras y que por ahora es una sorpresa que le quieren dar a Lewis cuando esté en condiciones de hablar.

Lewis Roberts

Según la policía, el conductor de la camioneta se dio a la fuga, incurriendo en un delito muy grave. Las investigaciones ya se pusieron en marcha y confían en dar pronto con el paradero del delincuente.

Puede interesarte