Por Catalina Yob
30 mayo, 2018

El cuerpo de Katy Winter, quien fue acosada por sus compañeros, fue encontrado en el baño de una cafetería, horas después de que sus padres reportaran su desaparición.

En tan sólo un par de horas, el hashtag #KatyWinter logró apoderarse de las redes sociales en Chile. Se trataba de Katherine Winter, una joven de 17 años y estudiante del colegio The International School Nido de Águilas, quien hace pocas horas había escapado desde su establecimiento educacional. Padres, amigos y familiares de la adolescente recurrieron a diversas plataformas para exteriorizar su llamado de auxilio ante la ciudadanía.

En menos de 24 horas, personal uniformado reportó el hallazgo del cuerpo de una adolescente al interior de una cafetería Starbucks, ubicada en la comuna de Providencia. Medios de comunicación y testigos del hecho se apostaron a las salidas del local con la presunción de que se trataba de la joven que era ampliamente buscada en Twitter y Facebook. Tras largos minutos, la policía confirmó que éste correspondía a la adolescente desaparecida en la comuna de Lo Barnechea, quien en uno de sus bolsillos guardaba una carta escrita en inglés y dirigida a sus padres.

La noticia acaparó los titulares a nivel nacional, especialmente luego de que se confirmara que se había tratado de un suicidio. Múltiples hipótesis sobre la muerte de Winter emergieron en los medios de comunicación y en redes sociales, las cuales aludían a que la joven había tomado la decisión de quitarse la vida tras ser víctima de bullying por parte de sus compañeros de escuela.

A días del fallecimiento que provocó que incluso el gobierno de Chile se manifestara en contra del bullying que suele instaurarse en las aulas de clases, los padres de la adolescente que soñaba con convertirse en una cantante profesional, confirmaron, a través de un comunicado publicada en Facebook, que pese a que Kathy no padecía de algún trastorno psiquiátrico, en su escuela era víctima de acoso y hostigamiento por parte de sus pares.

“Frente a la cantidad de rumores en torno a las razones de su muerte, queremos aclarar que el núcleo familiar está al tanto de cada uno de los detalles, los que por medio de una carta nuestra hija nos hizo saber, pero que por ahora preferimos mantener en reserva mientras esperamos el término de las indagaciones pertinentes de la Policía de Investigaciones (PDI)”.

“En varios medios de comunicación se ha hablado que nuestra hija fue víctima de bullying, algo que efectivamente queremos confirmar porque, durante su corta pero intensa vida, Katy sí recibió hostigamiento y acoso por parte de sus pares, debido a que creemos que ella era un diamante en bruto que despertaba envidia por su belleza, carisma y talento, cosa con la que probablemente ella nunca pudo lidiar”.

Walking around

A post shared by Katy Summer (@itskatysummer) on

Writing this song was pretty fun

A post shared by Katy Summer (@itskatysummer) on

Respecto al bullying del que Kathy fue objeto, los padres hicieron un llamado a las comunidades escolares a poner atención a las temáticas que abarcan algunas de las series más famosas del momento. Una de éstas alude a “13 reasons why”, cuyo planteamiento principal apunta al relato de la vida de una joven, quien tomó la decisión de quitarse la vida, tras meses de acoso en su escuela. 

“Nos gustaría advertir que en los medios de comunicación abundan contenidos que tratan de temas que eventualmente podrían influir de manera negativa en el comportamiento de los jóvenes, como algunas famosas series de gran producción, es por esto que rogamos a los padres poner atención en todo lo que sus hijos ven”. 

Durante el funeral, el abuelo de Katherine, Guillermo Zamorano, habló sobre su nieta y reflexionó sobre los factores que hoy están motivando este tipo de lamentables e irreversibles sucesos: “Para los jóvenes la situación es compleja, se vive en un mundo de competencia. Nos estamos volviendo locos. Las comunicaciones y la tecnología han evolucionado muy rápido. Quiero dirigir estas palabras a los jóvenes que son el futuro. Es bueno parar un poco y pensar. Nunca tenemos tiempo, vemos nuestros chicos de un porte y luego de otro. Estoy hecho pedazos por dentro. Chiquillos, no esperemos estos momentos, pensemos antes“.

Un sueño que no se concretó

Una de las grandes aspiraciones de Katherine Winter era que su máxima ídola musical, Taylor Swift, escuchara su música. En los últimos años, quien se hacía llamar Katy Summer, inició una incipiente carrera musical por medio del sitio web Sound Cloud, en el cual publicó algunas de las canciones que ella misma compuso y posteriormente interpretó. 

Hoy y a tres días de su fallecimiento, amigos y familiares de Winter han iniciado una campaña en Instagram, con el propósito de que Taylor Swift llegue hasta la cuenta de Katherine y sea testigo de su talento musical. 

“Aunque Katy Summer ya no está con nosotros, dedicaremos cada segundo de nuestras vidas en dar a conocer sus trabajos musicales y continuar con el legado del amor en que nuestra familia está envuelta permanentemente”.

Nice things

A post shared by Katy Summer (@itskatysummer) on

En las 14 publicaciones que realizó la estudiante en Instagram, decenas de personas han etiquetado a la cantante estadounidense para despertar su atención y que así el sueño de Katy pueda cumplirse.

Instagram
Instagram
Instagram
Instagram

Puede interesarte