Por Ignacia Godoy
20 diciembre, 2016

Una vergüenza.

No podemos negar que quedarnos atascado en una fila demasiado larga nunca es agradable y por supuesto que preferirías ir a otro lugar unas mil quinientas veces. Pero es algo que no se puede evitar la mayoría de las ocasiones y no hay que perder el control sobre eso cuando te ocurre. Todos pasamos por lo mismo.

Pero el problema es cuando hay gente que no tiene nada de paciencia y prefiere enrabiarse antes que ser agradable con su entorno. Me suena a egoísmo. Esta chica fue vista en un centro comercial que al parecer se ubicaba en Estados Unidos.


Tenía que ir a arreglar su teléfono celular en compañía de su abuelo que la estaba acompañando en el trámite. Primero, agradece que tu abuelo te acompaña porque seguramente el pobre solo lo hacía de buena voluntad.

Se pusieron en una fila para ordenar comida rápida pero esta era muy larga y tenían una cita en pocos minutos, para arreglar su teléfono celular. Pero a la adolescente no le parece estar esperando por comida, sino que TIENE que ir a arreglar su teléfono y las cosas se salen un poco de control… de parte de ella. 

Me da mucha tristeza el abuelo, que tuvo que estar parado ahí escuchando cómo su nieta lo maltrataba verbalmente en frente de miles de personas. Espero que alguien le enseñe modales a esta chica malcriada y deje de hacer berrinches.

¿Qué opinas tú de sus gritos fuera de control?

Puede interesarte