Por Diego Aspillaga
27 noviembre, 2019

Si esto llega a suceder, traería consigo “impactos climáticos destructivos”, «extinciones masivas» y dejaría grandes áreas de la Tierra completamente inhabitables.

La comunidad científica realizó un nuevo llamado a los países del mundo para frenar la crisis climática que sufre el planeta debido a la contaminación y a las sostenidas alzas de temperatura.

Pero si anteriormente las advertencias de los especialistas eran sobre posibilidad de catástrofes a largo plazo, ahora el fin de la vida como la conocemos parece ser una amenaza cada vez más cercana.

Pixabay

Esto, luego de que el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente publicara su último informe anual sobre la brecha de emisiones, que compara las reducciones reales con las que necesita la lucha contra el calentamiento global y servirá como guía en la próxima Cumbre del Clima, que se realizará en Madrid.

Pixabay

Según el lapidario informe, «la temperatura media de la Tierra podría subir 3,2 grados a lo largo del siglo XXI, aunque se cumplan los compromisos de reducción de emisiones establecidos en el Acuerdo de París.

Si esto llega a suceder, traería consigo “impactos climáticos destructivos”, «extinciones masivas» y dejaría grandes áreas de la Tierra completamente inhabitables al estar lejos del objetivo de mantener el aumento por debajo de 1,5 grados.

Pixabay

Según el estudio, las emisiones globales deben reducirse un 7,6 por ciento cada año entre 2020 y 2030 para cumplir el objetivo de no superar una subida de 1,5 grados este siglo.

Sin embargo, para que eso sea posible, desde la ONU afirmaron que las promesas de disminución de emisiones de la comunidad internacional deben ser al menos cinco veces más ambiciosas que las actuales.

Pixabay

El programa medioambiental de Naciones Unidas también subraya que el año 2020 será un año “crucial para la acción climática”, en el que se espera que los distintos países aumenten sus promesas de reducción durante la Cumbre del Clima de Glasgow.

Es de esperar que la comunidad internacional escuche esta vez la advertencia de los especialistas porque la vida en al tierra depende de ello.

Pixabay

Sin embargo, parece que una vez más el aviso caerá a oídos sordos: tan sólo 5 miembros del G20 se han comprometido con un cronograma para lograr la neutralidad de emisiones. 

Eso no es suficiente. 

Puede interesarte