Por Catalina Yob
12 julio, 2017

¿Dónde quedó la igualdad de género?

Los estándares de belleza que desataron una controversia en el pasado, hoy han quedado atrás luego de que saliera a la luz el proceso al que son sometidas las postulantes a azafata en la aerolínea española Iberia. Y es que además de ser un claro signo de discriminación, éste muestra la desconfianza que mueve al mundo en la actualidad.

Las postulantes a azafatas deben someterse a una prueba de embarazo que certifique que no están embarazadas y pueden cumplir con sus labores sin interrupción. Esto alude directamente a que la empresa no contrata a mujeres que se encuentran encintas debido al proceso con el que deberá lidiar la empresa tanto en prenatal como el post natal.

Iberia
Healthlist

Fue el medio estadounidense New York Times el que puso en evidencia el reiterado y reprochable procedimiento por el que deben pasar aquellas mujeres que quieren integrarse al equipo de la empresa. De forma inherente, la noticia causó indignación generalizada a nivel mundial, en donde hombres y mujeres cuestionaron la ética de la compañía.

Ante esto, Iberia respondió de forma pública a través de un comunicado, en el que consignada que el proceso representaba una forma de cuidar a aquellas mujeres que se encontraban embarazadas pero que no estaban al tanto. Esto debido a que la gestación se podría ver vulnerada con las labores que deben cumplir las azafatas.

Iberia
Iberia

A raíz de la conmoción que provocó la exhibición de este procedimiento, la aerolínea decidió desvincular las pruebas de embarazado de las entrevistas de trabajo, ya que éstas se vinculaban directamente con la discriminación de género que tanto aqueja al mundo actual. 

“Dada la controversia, que surge del protocolo vigente para proteger a las mujeres embarazadas, ya no incluiremos una prueba de embarazo en el examen médico para los nuevos empleados”.