Por Josefina Pizarro
17 mayo, 2017

“Les pedí a los niños palabras para describirlo y ellos eligieron “único, inspirador, amoroso”. Estamos devastados”

Esto debió ser un fuerte dolor en el corazón para todos aquellos asisten a esta escuela: uno de sus alumnos más queridos ha partido. A mí me pasó una vez, cuando era pequeña y el concepto de muerte estaba muy alejado de mi razón, una chica que conocía que tenía una terrible enfermedad murió. Recuerdo que llovía y todos lloraban. Yo sólo podía verla con su cara tranquila, como si cuando el momento que le llegó, estaba preparada. Fue triste, pero sonreí, jamás la olvidaría, y estos niños tampoco podrán olvidar a Arlind Koka, de 15 años, después de ver este árbol.

Arlind Koka, de 15 años y estudiante de la secundaria Philips en Whitefields, Bury, falleció este fin de semana.

El chico era muy popular y querido, pero siempre vivió con una condición médica preexistente. Su muerte fue totalmente inesperada y muy triste para todos.

La directora y los compañeros de Koka le rindieron homenaje a un estudiante único e inspirador, que siempre se mantuvo positivo a pesar de los graves problemas de salud que lo afectaban.

MEN

Atónitos por la tragedia, los estudiantes prepararon algo especial al día siguiente de su muerte. Pusieron diferentes mensajes en un árbol dentro de la escuela, además de miles de flores que yacen a sus pies.

Un monumento permanente, en la forma de un jardín, se está planeando para él en estos momentos.

La directora, Tina Owen, dijo: “Todos estamos devastados, tanto los alumnos como el personal. Les pedí a los niños palabras para describir a Arlind y ellos eligieron “único, inspirador, amoroso” y “un chico que se preocupaba por los otros“.

“Le encantaba ir al gimnasio y jugar al fútbol, sus amigos dijeron que tenía un buen pie izquierdo y un mal derecho”.

MEN

Owen añadió: “Estamos planeando un árbol de tributo en el interior y un lugar duradero, tal vez un jardín, un lugar donde los alumnos puedan reflexionar”.

También dijeron que los consejeros acudieron a la escuela para ayudar a los niños y a los maestros.

En una carta a los padres, dijo: Con un profundo pesar les estoy escribiendo para informar sobre una reciente pérdida a nuestra comunidad escolar. El sábado uno de nuestros estudiantes falleció inesperadamente”.

“Los tutores han hablado con sus alumnos porque este será un momento muy difícil para ellos y sus familias, algunos necesitarán apoyo y orientación”.

Que en paz descanse Arlind.

¿Qué piensas de esta noticia?

Te puede interesar