Justo cuando estaba por alcanzar a la perrita, su hijo comenzó a llorar hambriento. Ella sabía muy bien cómo solucionar la situación.

No por nada existe un dicho que asegura que las mujeres, a diferencia de los hombres, pueden hacer un montón de cosas a la vez. Y por si a alguno no le queda claro o no ha sido testigo de una situación que lo demuestre, esta mujer llamada Steling Corbin es el perfecto ejemplo para comprobarlo.

Y no solo porque es mujer, sino porque además es madre, y todos sabemos que una madre prácticamente se desdobla para cumplir con todo lo que debe hacer en el día y además, al mismo tiempo, cuidar a su bebé.

Por eso cuando Steling se vio en una situación de aprietos entre alimentar a su bebé y salvar la vida de una perrita, supo perfectamente cómo lograr ambas.

Facebook @Sterling Corbin

Resulta que hace varios días Polly, la perrita de asistencia de una amiga había escapado desde la casa donde la cuidaban y no aparecía por ninguna parte… hasta que de pronto Steling la localizó bajo un auto y no dudó en rescatarla.

Pero estaba tan asustada… que se negaba a salir de allí. Sin embargo la mujer de la isla de Guam, en el Pacífico Occidental, se negaba a abandonarla… y en pleno rescate, su pequeño niño de 10 meses, de nombre Keanu, comenzó a llorar exigiendo que lo alimentara.

Facebook @Sterling Corbin

Y para evitar que armara escándalo y su bebé se angustiara, comenzó a amamantarlo mientras continuaba intentando acercarse a Polly.

Facebook @Sterling Corbin
Facebook @Sterling Corbin

«Mientras trataba de persuadir a la perrita, mi hijo comenzó a llorar y supe que necesitaba comer, pero no quería dejar que el can se fuera. Así que, en el verdadero estilo de madre, decidí amamantar a mi hijo mientras seguía rescatando a la perrita», contó Sterling.

Evidentemente al ver la escena, un montón de vecinos se acercaron a ayudar a la mujer e incluso le tomaron fotos para compartir con otros su noble corazón, pues no había dejado de lado ni al animal ni a su hijo.

Facebook @Sterling Corbin

Pero de acuerdo a las palabras de la chica de 30 años, en un momento se sintió bastante avergonzada e incluso pensó en tirar la toalla.

Finalmente terminó compartiendo el rescate por redes sociales y un montón de usuarios aplaudieron su actuar.

Facebook @Sterling Corbin

Y gracias a la ayuda de la comunidad y a la determinación de la mujer, Polly fue rescatada y ahora está segura con su familia… y Keanu está muy satisfecho.

Puede interesarte