Por Diego Aspillaga
18 mayo, 2020

«Si no aporta mejor que se vaya a la calle, no tengo para mis gastos», dijo el indolente sujeto. La mujer, 82 años, no podía pedir ayuda porque sólo habla quechua.

El coronavirus nos ha afectado a todos. Los millones de contagios, los cientos de miles de muertos y las duras medidas de encierro para evitar el avance de esta terrible enfermedad han causado graves problemas y han interrumpido las vidas de gran parte de la población del mundo.

AP

Y si bien la gran mayoría de las personas han podido mantener la cordura y la empatía en estos complicados tiempos de crisis, existen otros seres humanos que simplemente han perdido toda noción de humanidad, realizando actos realmente terribles y egoístas usando al coronavirus como excusa.

Este es el caso de un joven peruano que decidió abandonar a su abuela de 82 años, infectada con COVID-19, en la calle luego de que esta se negara a entregarle la totalidad del bono de ayuda que recibió del parte del gobierno.

La mujer, que contrajo la enfermedad mientras trabajaba en un mercado local, había estado aislada y recibiendo tratamiento en el tercer piso de su domicilio. Sin embargo, cuando le tocó recibir la segunda parte del bono que el Gobierno hace entrega mediante el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, su nieto la abordó exigiendo que se lo entregue, reportó La República.

larepublica.pe

Ante la negativa de entregarle lo que por derecho le correspondía, la abuela -que sólo habla quechua- fue largada de su propia casa ubicada en el barrio limeño de Ate Vitarte, con todo y sus pocas pertenencias, pese a que no ocupaba mayor espacio del que necesitaba para recuperarse del COVID-19.

Enfrentado por sus vecinos, el nieto de la abuelita aseguró que la mujer estaba en la obligación de darle ese dinero porque “tenía muchos gastos” y no quería mantener a alguien que podía poner en riesgo su salud. Además, pidió que nadie se meta a defenderla porque es una persona “fría” que no “tiene tiempo” para ocuparse en otra cosa que sus “negocios”.

larepublica.pe

«Habíamos quedado que tenía que darme el segundo bono y si no aporta mejor que se vaya a la calle, no tengo para mis gastos», escribió el insensible hombre -que vive en la casa de la anciana- cuando fue encarado por un vecino.

El caso se hizo viral en las redes sociales y conmocionó a la sociedad peruana, la que no puede creer que uno de sus compatriotas tenga el corazón tan frío en medio de una crisis así.

Pixabay

Los vecinos solicitan la inmediata intervención de la Policía y el Ministerio de la Mujer para investigar el caso, cuidar a la anciana hasta que se sane, ayudarla a recuperar su casa y llevar a su nieto a la justicia.

 

 

Puede interesarte