Por Alejandro Basulto
18 febrero, 2021

El nonagenario matrimonio logró sobreponerse a la pandemia del COVID-19, para luego renovar sus votos ante la presencia de un sacerdote que vino a visitarlos en el centro de cuidado de ancianos de Collerolletta, en Italia.

Conservar y mantenerse felizmente unidos en un matrimonio de casi 80 años realmente es un récord y un gran mérito en estos días. Y la pareja italiana conformada por Felice Amadei y Alba Taddei, con 99 años el primero y 98 años la segunda, no solo logró sobresalientemente esta proeza, demostrándose constantemente lo mucho que se aman, sino que también, a su tan avanzada edad pudieron vencer una pandemia y enfermedad que no deja de sumar millones de muertos en todo el mundo, como es el caso del coronavirus.

Sandro Corsi / Facebook

Y es que en Italia, país que a la fecha suma más de 2.750.000 personas contagiadas y casi 95 mil fallecidos producto del COVID-19, estos nonagenarios pacientes que se encontraban bajos los cuidados del personal del centro de atención a personas mayores de Collerolletta, en la provincia de Terni, demostraron no solo poder superar esta enfermedad, curándose después de estar durante meses infectados por ella, sino que igualmente, dieron a conocer al mundo la fuerza de su unión amorosa, al permanecer en todo momentos juntos y después tener la suficiente energía y dedicación hacia su matrimonio de 79 años de duración, para renovar sus votos en su recuperación.

Una pareja que celebró su boda durante la celebración de San Valentín, pero hace casi ocho décadas, un 14 de febrero de 1942. Unión que se llevó a cabo en una pequeña iglesia y que tuvo su renovación de votos matrimoniales en una humilde residencia protegida para ancianos donde viven hace varios años.

Celebración a la que no pudieron asistir sus familiares, debido a la mencionada pandemia del coronavirus, pero ante la que sí contaron con la presencia del sacerdote don Luca y los demás residentes y trabajadores de la residencia.

Sandro Corsi / Facebook

Todos apoyando en Italia a este matrimonio ejemplar, que aún en los padecimientos más duros, no se separaron.

Sino que al revés, con más fuerza ahí sostuvieron la mano del otro. Testigos de esta unión de casi 80 años, entre los que estaba el mismo presidente de Salus Umbria, que es la organización que administra la residencia.

“El gesto más bonito en la vida de dos personas es aún saber tomarse de la mano después de 79 años y saber sonreír juntos, con sencillez, con tanto cariño. Y gracias a Don Luca también este año celebramos un acontecimiento maravilloso y extraordinario. Felicetto Amadei y Alba Taddei son un signo de esperanza para todos”, escribió en su cuenta en Facebook, Sandro Corsi, presidente de Salus Umbria, alguien que al igual que el personal del centro de atención, puede dar su palabra y poner sus manos al fuego por el incondicional amor que ambos nonagenarios ancianos se han demostrado.

Puede interesarte