Por Luis Lizama
27 julio, 2020

Fueron captados en un parque de Cuenca (España), donde una mujer los fotografió. Según le contaron, se juntan siempre, sólo interrumpen sus tertulias los días de lluvia.

Que la juventud no respeta nada, que no conocen el verdadero sentido de la vida, ni mucho menos la responsabilidad. Son algunas de las frases que solemos escuchar en voz de los más adultos. Puede que tengan razón, sobre todo a la luz de los hechos y mirando a estos seis amigos españoles.

Fueron captados por una mujer en un parque de Cuenca (España), sentados y respetando el distanciamiento social, como dando cátedras de responsabilidad. Se trata de grandes amigos que, según le contaron a la autora de las fotografías, sólo interrumpen sus tertulias los días lluviosos.

Twitter Arantxa Lara

A través de la red social Twitter, la arquitecta Arantxa Lara viralizó las imágenes, que rápidamente alcanzaron casi 40 mil interacciones con otros usuarios, todos felicitando a los ancianos y también nostálgicos por su bella amistad.

Muchas personas se emocionaron, comentando que son precisamente este tipo de gente, la que “merece todo lo bueno de este mundo”.

También hubo otros escépticos que creyeron que se trataba de un montaje, pero la joven arquitecta les demostró que no.

Twitter Arantxa Lara

“Para los incrédulos”, escribió la profesional, mientras publicó una imagen del día siguiente, con los mismos abuelos y la misma distancia social. 

No estaban mintiendo, porque era cierto que sólo detenían sus conversaciones y charlas los días lluviosos.

Twitter Arantxa Lara

Cuando Arantxa les contó que se habían vuelto virales, ellos se pusieron muy contentos y le comentaron sus rutinas, sobre el respeto por las normas y la vuelta a la normalidad.

La pandemia los había dejado en casa, sin poder verse ni charlar, tal como hace la lluvia. Ahora, con el coronavirus un poco más controlado, el panorama parece más esperanzador. 

Twitter Arantxa Lara

Para los ancianos esto h a sido todavía más complejo. Lamentablemente son parte de la población más afectada, pero no solamente por el virus, sino también por el confinamiento. 

Acabar con esto depende de todos nosotros, si todos ponemos de nuestra voluntad, más rápido se irá.

Puede interesarte