Por Alejandro Basulto
6 septiembre, 2019

No se sabe si entre las particularidades de este smart car, estará la de ser útil al momento de cocinar un rico platillo, pero al menos estará ahí más seguro.

El huracán Dorian, que llegó al nivel 5, está causando estragos y tragedias en Norteamérica. Bahamas fue hasta ahora la zona más afectada, con más de 13.000 casas que fueron dañadas o destruidas en la isla y al menos siete personas que fueron víctimas mortales de esta tormenta de gran tamaño y fuerza. Actualmente, se encuentra en la categoría 2, y habría su parte más dañina esquivado por poco, el Estado de Florida, quienes eran los más preocupados debido a su cercanía con las islas afectadas.

Ante este miedo y preocupación, fue que el floridano Patric Eldridge decidió actuar para defender el que posiblemente sea su bien más preciado: un auto inteligente. Y dando vueltas pensando y buscando donde esconderlo de los grandes vientos del huracán, debido a que temía que se volara, por su pequeño tamaño posiblemente, decidió guardarlo en un lugar seguro que nadie, ni sus vecinos ni familia hubieran esperado. Para el momento del huracán, su pequeño auto estaba seguro bajo techo en la cocina de su casa.

Jessica Eldridge

Increíblemente conduciéndolo pudo acceder por la gran puerta doble que da a la cocina, y así de esa manera, pudo estacionar el auto en un lugar muy inusual. Donde este automóvil fue fotografiado por su esposa, Jessica Eldridge, quien lo subió a su Facebook, provocando que esta peculiar manera de salvar al smart car de los efectos de la tormenta, se hiciera viral al nivel de contar con más de 23 mil reacciones y ser compartido más de 67 mil veces.

«Dije que no podía hacerlo. Él dijo que podía (…) Así que abrió las puertas dobles y lo hizo entrar. Me sorprendió que pudiera encajar. Lo entró sin problemas»

– dijo Jessica a News4jax.

Jessica Eldridge

Finalmente, el huracán solo bordeó la costa de Florida, por lo que Jacksonville, que es donde se encuentra esta familia junto a su sobreprotegido auto, no terminó siendo muy afectada por los vientos de la tormenta. Debido a ello, los esfuerzos de Jessica Eldridge y del resto de la familia en ocupar la cocina con el auto molestando, terminaron sin ser lo suficientemente justificados.

«Mi marido tenía miedo de que su coche pudiera salir volando y mi auto está en el garaje»

– escribió Jessica en la publicación en su Facebook.

Jessica Eldridge

Si esta idea de Patrick fue buena o mala, nadie puede aseverarlo con total seguridad. Todos son generales después de la guerra, y además de que los vientos fuertes todavía siguen azotando a Jacksonville.

 

Puede interesarte