Por Catalina Yob
7 abril, 2017

El sujetó la golpeó 9 veces con un bate de béisbol. ADVERTENCIA: Las siguientes imágenes podrían herir la sensibilidad de algunas personas.

Un escabroso hecho ha conmocionado a la comunidad del Reino Unido, tras revelarse los crueles detalles. Un sujeto de 23 años, llamado Stephen Mortin (23) apaleó a Bárbara Dransfield, una mujer de 64 años, quien resultó con fracturas en el cráneo. Esto luego de que el hijo de Dransfield, contrajera una deuda de alrededor de 50 dólares con el atacante por sustancias ilícitas que no fueron pagadas en su debido tiempo.

Manchester Evening News

El día del ataque, el joven de 23 años, junto a un par de amigos le enviaron mensajes de texto que aludían a que si no pagaba el dinero, su madre iba a sufrir las consecuencias. Horas más tarde, Stephen se dirigió hasta el domicilio de la mujer, en donde luego de pedirle el dinero, le pegó 9 veces con un bate de béisbol en el cráneo, hasta fracturárselo. 

La mujer quedó con lesiones tan graves, que una máquina tuvo que ayudarla a ejecutar las funciones básicas, para que así pudiera sobrevivir. Su rostro quedó completamente desfigurado, los médicos incluso se preguntaban cómo es que Bárbara había logrado vivir después del feroz ataque. 

Manchester Evening News
Manchester Evening News

Cuando Bábara logró salir del hospital, asistió a la audiencia judicial, en donde el juez Stuart Driver declaró culpable a Mortin y le dijo algo tan fuerte que de seguro, provocó que el sujeto de 23 años, quien arremetió cruelmente con la vida de la mujer, se arrepintiera de haberlo hecho.

“Irás a prisión por mucho tiempo. Estoy realmente preocupado por ti, deberías temer por lo peor cuando llegues a prisión”. 

Manchester Evening News

Además de la verdadera paliza que Barbara sufrió, la mujer también fue víctima de un robo, en donde Mortin y un grupo no identificado de jóvenes, saquearon el hogar de la mujer que tiene una pierna ortopédica y utiliza una silla de ruedas para desplazarse. En la audiencia del caso, Bárbara relató que dos de ellos llegaron a su hogar vistiendo ropa oscura y a rostro cubierto, mientras que uno de ellos tenía un cuchillo y el atacante, sostenía un baste de béisbol en sus manos.

“Lo único que ellos querían era dinero, dinero y más dinero. Pero yo les decía que no tenía nada, fue allí cuando comenzaron a golpearme. El hombre que sostenía el cuchillo seguía pidiéndome dinero y luego entró a mi habitación. Él fue quien saqueó el dormitorio, me amenazó y luego se llevó todo”.

MAN / Corte de Minshull Street

¿Cuál crees que debería ser la condena para Mortin y los sujetos que lo acompañaron?

Puede interesarte