Por Alejandro Basulto
7 abril, 2021

Luego de construir una casa junto al muro de su residencia, esta mujer les declaró la guerra. Ella lanzaba absorbentes, arena y hasta heces en su piscina, lo que normalmente venía acompañado con insultos.

Tuvieron que pasar 14 años de aguantar hostilidades y sufrir diferentes tipos de agresiones y acoso, para que una pareja de Vicente Pires, en Brasil, viera como la Policía Civil del Distrito Federal arrestara a la mujer que no dejó de perseguirles y ofenderles durante todo ese tiempo. La misma que es su vecina y que lo ha sido por todos esos años, quien además de realizar disturbios e insultarles, ha arrojado objetos como absorbentes, papel higiénico, arena e incluso heces en la piscina.

G1.Globo

Los integrantes de esta relación amorosa, de 47 y 39 años cada uno, comenzaron a ser acosados por esta vecina luego de construir una casa junto al muro de la residencia suya. Desde momento, pareciera que esta mujer se propuso hacerle imposibles e infelices sus días. Llegando ella a trepar por una escalera que divide a las dos residenciales, para solo invadir su privacidad y comenzar a ofenderles.

Al ser al menos uno de los integrantes de esta pareja, un afrodescendiente, ella decía que era “un hombre negro con alma negra”. Situación que obviamente se volvió insostenible.

“Las ofensas y disturbios se volvieron constantes, cuando la autora llamó al hombre de la pareja ‘desviado’, ‘gigoló’, ‘vagabundo’, entre otros insultos (…) En otra ocasión, las víctimas volvieron a despertar con los insultos de la autora y, cuando salieron al patio, encontraron que ella había arrojado varias cosas a la piscina”

– dijo João Ataliba, el jefe de policía a cargo del caso, a G1.Globo

G1.Globo

Finalmente, y de manera muy entendible, la mujer fue arrestada el lunes 5 abril, durante el operativo “Mal vecino 2”, que estuvo liderado por el jefe de policía de la Comisaria 38, João Ataliba, quien aseguró que las acciones perpetradas por la vecina constituyente la práctica y el delito de “acecho”.

G1.Globo

Su detención se logró luego de que ella acusara a la pareja de robar agua, por lo que también tendrá que responder ante la justicia por el delito de calumnias e injurias, las que en el peor de los casos para esta mujer, podría significar que tenga que cumplir una prisión de 5 años de prisión.

Sin olvidar que mientras dura la investigación, se encuentra en la cárcel de la Policía Civil.

Puede interesarte