Por Andrea Araya Moya
18 Abril, 2017

Lo que vino después nadie se lo esperaba.

La habilitación de Facebook para transmitir en vivo normalmente es usada por las personas para mostrar qué están haciendo en tiempo real, o incluso para comentar diferentes sucesos. Sin embargo, un hombre en Estados Unidos tuvo un macabro plan y usó la herramienta para mostrar el asesinato de un hombre al azar, y sintiéndose orgulloso de ello.

Steve Stephens, de 37 años, era buscado incansablemente por la policía de Cleveland al asesinar a un anciano de 74 años y luego publicarlo en Facebook… pero antes había asesinado a otras personas más. Finalmente, su cruel aventura terminó, y de la peor forma.

Se había emitido una alerta desde el estado de Ohio a Indiana, y también en Nueva York, Michigan y Pensilvania, llegando a convertirse en uno de los delincuentes más buscados del FBI. Sin embargo, quien lo encontró fue un vendedor de McDonald’s.

IMGUR

Un día Steve decidió ir en su automóvil a un McDonald’s ubicado en Pensilvania para comprar patatas fritas y nuggets, tal como cualquier otra persona. Aunque no contaba con que sería reconocido por quien entregaba los alimentos en el “Auto Mac”.

Según informó el manager de McDonald’s, el empleado reconoció a Stephens e intentó demorar su pedido para así llamar a la policía y atraparlo. Le dijeron que sus patatas aún no estaban listas y que tenía que esperar, pero el hombre sintió algo extraño y decidió salir a toda velocidad en su vehículo. Sin control.

Unos metros más adelante, el sujeto se detuvo y frente a la vista de los detectives que lo perseguían, tomó su arma y se disparó en la cabeza. Falleció de inmediato, según reportó Calvin Williams, jefe de Policía de Cleveland.

IMGUR

Un comunicado de la Policía Estatal de Pennsylvania reveló que Steve fue encontrado por un ciudadano y que los patrulleros iniciaron la persecución. El sujeto perdió el control del vehículo y se disparó en la cabeza.

Lamentablemente, Stephens tenía permiso para portar armas, según reveló la policía, sin importar lo que haría con ellas.