Por Josefina Pizarro
17 abril, 2017

No sé qué pensar ahora de la policía…

A veces vemos (o hacemos) cosas ridículas para llamar la atención de las personas y lo logramos. Digo, no es muy difícil, teniendo en cuenta hacer algo a lo que no están acostumbrados a ver. Esta oficial de policía atrapó a peligroso ladrón buscado por robo de dos autos y tráfico de drogas, pero las personas estaban más preocupadas de lo que había arriba de su cabeza. Créeme, también me preocupa… y bastante.

Siempre tenemos que ser abiertos de mente y todo eso, ¿cierto?

Y relativamente con todo lo que está pasando hoy en día nada debería sorprendernos ya.

Pues bien, teniendo en cuenta todo ello, te presento a esta oficial y su “inusual” manera de llamar la atención.

@MundaringPol

La mujer uniformada había arrestado a un peligroso ladrón de coches, el cual era vigilado por tobillera electrónica con GPS, pero mientras lo hacía llevaba algo extraño sobre su cabeza que hizo que todos se giraran a verla.

@MundaringPol

Fíjate más de cerca, son… orejas de conejo.

En un extraño homenaje a Pascua esta oficial decidió subir una foto, posando con sus pulgares arriba y al lado del criminal de 19 años esposado, con unas pequeñas orejas de conejo.

@MundaringPol

La bizarra situación se dio en Australia Occidental.

Las fotografías, que fueron puestas en redes sociales por la propia policía, muestran a la mujer con sus orejas rosa de conejo mientras arresta al hombre.

El criminal se había quitado su tobillera de vigilancia y fue acusado de robar dos vehículos de motor, conducir y delitos por drogas.

@MundaringPol

La policía llamó a la persecución un “éxito temprano de caza de pascuas” donde además dijo a sus seguidores que no pudieron localizar la tobillera.

El hombre fue llevado a la cárcel después de ser parte de las fotografías de la mujer.

Para mi sorpresa, las personas parecen satisfechas y hasta felices con las extrañas fotografías:

“No es de extrañar que tengan tantos malos hombres por ahí, todos quieren ser atrapados por las bellas policías”.

“Buen trabajo chicos y chicas”.

“¡Con resultados así la policía debería reclutar más ‘conejitas’!”.

“¡Wow, arrésteme después!”.

Bueno, no soy nadie para juzgar el trabajo de la policía, pero posar junto a un criminal con orejas de conejo, no sé, como que no me convence… para nada.

¿Qué piensas tú de la muchacha?

Te puede interesar