Aunque no pudo conocer a su propia hija, sus padres pudieron convertirse en abuelos.

Con los avances de la tecnología, hoy se puede ser padres de múltiples maneras… no solo a través de una relación íntima. Bien lo sabe Liat Malka, una profesora infantil que jamás imaginó que tendría un hijo de un hombre fallecido.

Todo comenzó cuando la chica, preocupada por su soltería y edad, quiso averiguar cómo estaba su fertilidad, pues tenía claro que en algún momento de su vida quería ser madre. El problema es que los resultados de los exámenes que se hizo sugirieron que la cantidad de óvulos que le quedaban era baja.

Entonces, el médico le advirtió que si esperaba a que llegara la persona correcta para que fuera el padre de sus hijos, tal vez nunca fuese madre.

Facebook @Liat Malka

«Así que de inmediato decidí que haría todo lo que estuviera en mis manos por tener un bebé lo antes posible», aseguró Liat, quien pronto se vio buscando en internet todas las formas posibles de tener un bebé que pudiera saber sobre su padre y tuviera parientes.

Así llegó a conocer el caso de una familia que había dado una entrevista en 2009 intentando tener un nieto con el esperma de su hijo que había fallecido un año antes.

Julia Pozniansky

Resulta que Vlad y Julia Pozniansky en ese entonces ya tenían una futura madre de su nieto, entonces Liat contactó al abogado de esa familia para ver si tenía algún caso similar en el que ella pudiera convertirse en madre. Sin embargo, cuando lo contactó se enteró de que la familia no había podido concretar el embarazo.

Si bien lo habían intentado dos veces, una mujer no pudo quedar embarazada y la otra se arrepintió.

Así que ahora sería Liat quien conocería a la familia.

Ellos llegaron a la reunión con un álbum de fotos de su hijo, que había fallecido a los 25 años repentinamente de cáncer luego de que fuera al doctor preocupado por una herida en la boca que no dejaba de sangrar.

La familia hizo sentir muy cómoda a Liat, quien finalmente se decidió por ser la madre de la hija de Baruch.

Julia Pozniansky

Él apenas supo que podría morir, congeló su esperma, pues soñaba con ser padre algún día.

Y gracias a Liat pudo cumplirlo.

Liat Malka

Shira nació el 1 de diciembre de 2015, más de siete años después de que su padre muriera.

Liat Malka
Liat Malka

Y según su abuela «es preciosa, es inteligente, es feliz, es todo lo que podrías desear de un niño. Es perfecta, es realmente perfecta».

Puede interesarte