Por Ruben Peña Blanco
10 marzo, 2017

Mo Farah ganó medalla de oro en 5000 y 10.000 metros en Río 2016.

El atleta británico Mo Farah, medalla de oro en 5.000 y 10.000 metros en Río 2016, realiza un duro entrenamiento bajo el fuerte sol de Etiopía con miras al próximo Mundial de Atletismo en Londres. Incluso, el campeón olímpico, no le importó correr entre vacas y camellos en pleno desierto africano.

REUTERS / Lucy Nicholson

Recientemente el atleta publicó una serie de fotografías que muestran cómo es su agobiante entrenamiento en uno de los países con mayor tradición en el atletismo, particularmente en las carreras de fondo.

Facebook

El Mundial de Atletismo se realizará en agosto próximo en Londres. Farah será local ante la afición que lo aprecia mucho. Por ello decidió ir al continente que lo vio nacer para entrenar en el intenso sol de Etiopía, con una temperatura promedio de 28 grados.

Facebookj

Farah, de 33 años, se entrena ante la atenta mirada de decenas de animales, que salen a pastar, acompañados de sus dueños, a diferencia de muchos de sus colegas que se pasan horas corriendo en pistas de atletismo.

https://www.instagram.com/p/BQheSSUFWwa/

Mohammed -su verdadero nombre- nació en Somalia, donde sobrevivió a una guerra descarnada. Su vida cambió al mudarse a EE.UU, hace cinco años, para entrenarse con nuevos métodos, máquinas y sensores revolucionarios. Eso, pese a los incidentes contra los musulmanes que le ha impuesto Trump a las personas provenientes de países como en el que nació el atleta.

Facebook

De hecho el origen somalí en su pasaporte ha sido una verdadera pesadilla. El veto migratorio lo mantiene en vilo, puesto que no sabe si podrá regresar a los EE.UU.

Este es el tipo de sacrificios que debe realizar un atleta de elite.

¿Qué opinas de él?

Puede interesarte