Por Daniela Morano
21 diciembre, 2018

El ex presidente de Estados Unidos se tomó el tiempo de visitar a cientos de niños enfermos, repartiéndoles regalos y cantando villancicos.

La Navidad puede sacar la peor cara de muchas personas, sobre todo si te las topas en un centro comercial. Es inevitable caer en el estrés de estas fechas, y por eso mismo es importante recordar que el verdadero motivo de celebración es poder compartir con los seres queridos. Al mismo tiempo, es un buen momento para brindar apoyo y alegría a quienes no la están pasando bien en sus vidas.

Y quién podría dar mejor ejemplo que el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien una y otra vez se ha ganado el corazón de la gente por su gran espíritu. 

Obama se vistió de Santa y se dirigió al Hospital Nacional de Niños en Washington, DC, donde acompañó a cientos de doctores, enfermeras, trabajadores, padres y niños a cantar villancicos para animarlos. 

El ex presidente llegó cantando We Wish You a Merry Christmas con su gorro rojo, mientras la gente aplaudía y tomaba fotos, expectantes con su llegada.

«Sólo quiero decirles gracias, tuvimos la oportunidad de hablar con niños maravillosos y con sus familia. Durante una época que es difícil para muchos, como papá de dos niñas, puedo imaginarlo. En esas circunstancias, tener a enfermeras y doctores y gente que los quiere, los cuida y los escucha, y toma su mano… eso es lo más importante. Es un gran recordatorio de lo que es el espíritu navideño», dijo frente a todos.

Además repartió regalos, entre ellos autos de juguete, esmalte de uñas, rompecabezas, y más. 

Uno de los momentos más especiales fue cuando cuando una pequeña niña se tapaba la boca en shock al verlo. Este la abrazó y bailaron juntos mientras ella lloraba de emoción. 

Kurt Newman, jefe del hospital, comentó que «en una época en que mucha gente está muy ocupada como para venir al hospital, su calidez levantó el espíritu de los niños y sus padres».

Puede interesarte