Por Andrés Cortés
30 junio, 2017

Su gran tamaño y peso estaría causada por una enfermedad de su progenitora.

El primer deseo de toda mujer que se encuentra a momentos de dar a luz, es que su hijo nazca sano y salvo. Una vez el bebé ve el mundo por primera vez, el deseo de sostenerlo en sus manos es inevitable. Sin embargo, esta madre necesitó de unos buenos músculos para sostener al «pequeño» bebé que pesó nada más que 7 kilos.

El nacimiento ocurrió en Indiana, Estados Unidos, en donde Whitney dio a luz uno de los bebés más grandes de todo el estado de Norte América.

Waylon Cole Hallet nació por cesárea el pasado 1 de mayo. Pesó 7 kilos y midió 62 centímetros, consiguiendo el título del bebé más largo que ha pisado el centro médico de Schneck.

Hallet Family

Según explica Daily Mail, su madre sufría de diabetes gestacional, lo que provocó que su útero se expandiera más de la cuenta. Y parece que el bebé se expandió junto a él.

Debido a los problemas de salud que acarreaba la madre, su recién nacido, Waylon, quedó ingresado durante 7 semanas en el centro médico debido a problemas respiratorios y alimenticios que presentó.

Facebook Whitney

La madre del gran bebé, Whitney, contó que cuando cumplió 37 semanas de embarazo, los médicos le comunicaron que el peso estimado del bebé sería de 4 kilos. Sin embargo, erraron por un poco, solo un poco…

Al principio, el equipo médico pensó que la pesa en donde fue colocado el niño, estaba desconfigurada. Pero el peso que sentían en sus brazos no los engañaba. Efectivamente, Waylon pesaba 7 kilos.

Facebook Whitney

De acuerdo al libro de los récords Guinness, el bebé más grande de todos los tiempos nació en Ohio en 1879, pesando casi 10 kilos. Si bien Waylon se encuentra un tanto lejos de este número, no deja de ser impresionante el gran peso y altura que tiene.

Puede interesarte