La mano de bebé Savannah es más pequeña que el anillo de bodas de mamá.

Las historias de bebés prematuros que logran sobrevivir son realmente fantásticas y conmovedoras. Inspiran y emocionan cuando conoces a alguno de los protagonistas. El caso de la bebé Savannah Payne-Coppe no es la excepción. Su nacimiento dejó sorprendidos a los médicos, a las parteras y a su familia.

Nació cuando mamá Clare estaba en su sexto mes de embarazo y el pronóstico era muy desalentador.

Fuente

Pero la bebé desafió todas las probabilidades cuando comenzó a respirar por su cuenta. Todo el equipo de médicos estaba bastante sorprendidos de ver lo bien que estaba respondiendo Savannah.

Fuente

A mamá Clare, de 34 años, y a papá Robert, de 35, de Dudley, Inglaterra, les dijeron durante la revisión en la semana 28 que su bebé había dejado de desarrollarse en el vientre y que no lograría sobrevivir.

Quedaron devastados y se prepararon para lo peor. Pero tres meses antes de la fecha de parto, Savannah llegó.

Fuente

Tuvieron que hacer una cesárea de emergencia y nació sin mayores complicaciones. Pesó solamente medio kilo y todos quedaron sorprendidos cuando comenzó a respirar por sí misma.

Fuente

Las siguientes 11 semanas las pasó en el hospital luchando por su vida. A pesar de que todavía necesita un tanque de oxígeno, Savannah ya pesa más de 2 kilos y medio.

Imagen ilustrativo- istockphoto

Y pudo ir a casa con sus felices y orgullosos padres.

Imagen ilustrativo- istockphoto

Mamá recuerda que lo más doloroso fue cuando los médicos advirtieron que no había suficiente flujo de sangre a la placenta y que por eso bebé Savannah dejó de crecer.

“Savannah es nuestro pequeño milagro. No podía creer lo pequeña que era; mi anillo de bodas era más grande que su mano”.

-Clare Payne-Coppe-

Imagen ilustrativo- istockphoto

¿Conoces alguna increíble historia de un bebé prematuro que haya sobrevivido?

Puede interesarte