Por Valentina Cerda
9 enero, 2018

¡Cómo tanto odio! ¡Es sólo una bebé inocente!

La pequeña Asel fue la primera bebé del 2018 en Austria. A pesar de que hubo gran alegría en el hospital, la reacción pública no fue del todo cariñosa ni alegre. Por el contrario, llegaron a desearle la muerte sólo por tener padres musulmanes. Por favor, ¡Es sólo un niña!

pixabay

Asel es hija de una pareja de inmigrantes musulmanes, quienes posan muy alegres en una foto con unas funcionarias del hospital. Sin embargo, bastó el nombre de la pequeña y ver a su madre con un hijab en la cabeza, para que comenzaran a caer los comentarios xenófobos.

KAV

«Cuando tenga 18 va a ser una terrorista», «como vienés auténtico es lógico que sólo me puedo alegrar de un bebé austríaco»,  «le deseo una muerte repentina» o «deporten enseguida esa basura» son sólo algunos de los comentarios.

El secretario general de Cáritas en Austria escribió en su página de Facebook:

«Se traspasó una línea roja. En las primeras horas de su vida, esta dulce niña fue objetivo de una increíble ola de comentarios violentos y odiosos»

Klaus Schwertner

ORF

Es por esto que, ante la situación, Klaus ha lanzado una iniciativa en Internet contra la ola de odio y ha obtenido rápidamente un gran apoyo. Miles de personas han solidarizado con la pequeña familia y le enviaron sus felicitaciones.

KAV

Además, la organización #GegenHassimNetz (centro de conserjería contra el odio en la red) estudia la posibilidad de presentar denuncias por incitación al odio contra los autores de los comentarios xenófobos, cosa que se puede castigar hasta con cárcel. ¿Por qué hay que llegar hasta esos extremos?.

Por favor, ¡más paz y amor en el mundo!

Puede interesarte