Por Josefina Pizarro
19 diciembre, 2016

Y esto fue lo que encontró.

Aunque no lo creas, aún hay personas que juegan Pokémon Go, entre los cuales me incluyo a mi hermanito y a mí. Pero tengo que reconocer algo: Es bastante repetitivo. De no ser por uno que otro evento que han sacado, ha perdido completamente su popularidad estelar del principio. Este chico al parecer no perdió el amor original por las criaturas de bolsillo, porque fue hasta la zona radioactiva de Chernóbil para cazarlos. ¿Tu amor por los videojuegos llegaría a tal nivel para hacer eso? No lo creo. Lee la singular historia de un hombre viajó hasta la zona más radioactiva de Chernóbil… para jugar Pokémon Go.

Hoy en día es cada vez menos común ver personas que están jugando Pokémon Go.

Al parecer, su minuto de fama pasó.

Con toda la diversión que trajo, también tuvo consecuencias: Un muchacho asesinado por jugarlo y el tema de los gimnasios en lugares sensibles (como en museos en memorias del holocausto).

Pues bien, un escritor con un blog de viajes llamado Darmon Richter, se atrevió a entrar a Chernóbil para cazar los monstruos de bolsillo.

The Bohemian Blog

Ya tenía prevista una sesión fotográfica en Chernóbil, así que descargué la aplicación y decidí viajar e investigar“, comenta.

El hombre, cuyo blog de viajes se llama “The Bohemian Blog“, cuenta cómo fue entrar en la ciudad de Ucrania donde hubo un grave accidente nuclear en 1986.

¿Encontró Pokémon?

Explica que hay Pokémon en la zona de exclusión de 30 km alrededor del lugar del accidente, pero no dentro de los 10 kilómetros, donde además podría haber interferencias con el GPS.

The Bohemian Blog

“Los niveles de radiación son suficientemente altos para que no quieras vivir aquí” dice, aunque asegura que no hay peligro para un viaje breve. “Tenemos que vigilar el indicador de radiación para evitar cualquier punto clave“.

“En Prypiat, la ciudad fantasma más cercana a Chernóbil tampoco hay señal. Los motivos podrían deberse a que están deshabilitadas las redes wifi en la urbanización abandonada, con el fin de evitar la presencia de drones que sobrevuelan el lugar”, detalla Richter.

Además, afirmó que donde existe un monumento de un ángel para recordar a las víctimas existe una poké parada.

The Bohemian Blog

¿Qué te parece esta experiencia? ¿Irías a Chernóbil a jugar Pokémon Go?

Puede interesarte