Por Alejandro Basulto
14 septiembre, 2020

El fondo de una pendiente fue el lugar en el que erróneamente su conductor quedó atrapado con su vehículo. Él pudo escapar, su auto no.

Disfrutar de la playa debe ser uno de los panoramas favoritos de muchos. Un momento que puede ser tanto de tranquilidad como de diversión. Ya que en la costa, donde rompen las olas, se puede jugar y llevar a cabo actividades recreativas, como también, tomar sol y ver de manera calmada cómo el mar llega una y otra vez a tierra firme. Sin embargo, para los lugareños de St Agnes, en Cornwall (Gran Bretaña), su ida a la playa incluyó la observación de un paisaje bastante inusual. Debido a que como un barco, un BMW era sacudido por las olas.

Chris Howell

El propietario de la playa, Steve Blundson le dijo a la BBC, que el dueño del vehículo, un hombre de Falmouth, apareció junto a dos hombres, explicándole que estaban intentando mover el automóvil cuando este se atascó en el fondo de la grada.

Chris Howell

Ellos habían llamado a la compañía de recuperación a las 4:30 am, pero cuando estos llegaron, el auto ya estaba bajo el agua. De hecho, el conductor encargado de la recuperación del vehículo tuvo que esperar que la marea volviera a bajar antes de poder remolcar el BMW afectado.

“Bajé a nadar a las 7 am y el auto se estaba lavando. Creo que una familia había bajado por la noche y trató de darse la vuelta en la playa, pero la marea que se acercaba la atrapó”

– dijo Esther Chase, según consigna Metro.co.

Esther Chase

Según el señor Blundson, no es primera vez que sucede algo así. Debido a que en años anteriores, ya había ocurrido un episodio similar. No es algo habitual, pero al menos una vez por década puede observarse. Es un evento que pareciera de manera tradicional repetirse cada 10 años. Lo bueno que al menos en esta ocasión, el dueño del vehículo pudo recuperar su lujoso BMW, aunque en no tan óptimas condiciones.

Puede interesarte