Por Alejandro Basulto
27 julio, 2021

Afortunadamente, al final del día, todos terminaron inoculados y no terminaron con daños ni las vacunas ni el personal médico que se encontraba en el lugar.

La pandemia del COVID-19 ha sacado facetas de las personas que muchos de nosotros desconocíamos o que simplemente ocultábamos. Tanto buenas como malas. Por un lado, los científicos y médicos han trabajado de manera tan ardua, que en tiempo récord lograron vacunas para ayudar a reducir la propagación de los contagios y la mortandad del coronavirus. Mientras que del otro, lamentablemente todavía hay quienes creen que todo es un invento o una exageración y que no es necesario, o incluso, no es recomendable vacunarse debido a diversas razones de origen conspiranoico.

@jhonhenriqueofc / Twitter

Pero también, entre los diferentes casos que se han visto, están los que realmente no tienen comparación con los demás. Como le ocurrió a un hombre en Brasil cuando fue a acompañar a su amante a vacunarse contra el COVID-19, sin saber que en ese mismo lugar de inoculación, la estaba esperando su esposa y su cuñada.

Lo que terminó causando un desastroso enfrentamiento, en el que a él no le quedó más opción de hacer de su escudo de su amante. Mientras que su esposa y cuñada lo atacaban con golpes, ellas también intentaban llegar donde la mujer con la que este sujeto supuestamente le habría sido infiel.

@jhonhenriqueofc / Twitter

La pelea realmente llegó a niveles mayores cuando las mujeres empezaron a utilizar sillas para atacarse, consiguiendo así que con más razón se hiciera un llamado a la autoridades. Fue de esa manera que posteriormente llegó la Guardia Municipal, encargándose los oficiales de contener el enfrentamiento y de al mismo tiempo después preocupase que los otros cuatro involucrados se inocularan tranquilamente, para luego retirarse del lugar.

Sin olvidar que, transcurrido los hechos, en este lugar de vacunación que es responsabilidad del Departamento de Salud de Bayeux, la inoculación prosiguió de manera normal, sin tener que lamentarse heridas o algún arrestado.

Según informó uno de los testigos de los hechos, Jhon Henrique, lo más importante, es que al final de la pelea y de todos los incidentes relacionados y sucedáneos, la totalidad de los presentes se vacunaron y que no se dañó ninguna dosis de la vacuna ni se tuvo que lamentar que alguno de los profesionales que estaban a cargo de la atención saliera herido. Fue un momento dramático, pero que al menos, en ese lugar, no causó mayores o graves consecuencias.

Puede interesarte